Quién lo creyera: América a la B // Patriotas, de Boyacá, a la A

 
En la foto, se lamentan Jairo ‘El Tigre’ Castillo (hizo gol y desperdició penal) y el uruguayo Pablo Melo. El País.com.co

América de Cali y Patriotas de Boyacá empataron 1-1 en el juego de Vuelta por la Promoción 2011 disputado en el ‘Pascual Guerrero’ de Cali. La igualdad obligó la lotería de los penales (en la Ida terminó 1-1), instancia en la que los ‘Diablos Rojos’ perdieron por 3-4, para sentenciar su descenso a Primera B.

Desde los 12 pasos, desperdiciaron por América Jairo ‘El Tigre’ Castillo y Jaime Córdoba. Histórico descenso de uno de los equipos con más tradición en el fútbol colombiano: 13 veces campeón del fútbol profesional colombiano y cuatro veces finalista de la Copa Libertadores de América.

Así fue la Lotería de los Penales…

COBRO 1:
Arrancó América con Jersson González, palanca diestra, sobre el vertical izquierdo, adivinó Chávez pero no llegó. 1-0.

COBRO 2:
Ejecutó André Vieira, el brasilero, pierna derecha, sobre izquierda y adentro, Restrepo se tiró al palo cambiado. 1-1

COBRO 3:
Jaime Córdoba por América, botín derecho y Carlos Chávez lo atajó con la pierna izquierda. 1-1. Foto y textos El País.

América de Cali y Patriotas de Boyacá empataron 1-1 en el juego de Vuelta por la Promoción 2011 disputado en el ‘Pascual Guerrero’ de Cali. La igualdad obligó la lotería de los penales (en la Ida terminó 1-1), instancia en la que los ‘Diablos Rojos’ perdieron por 3-4, para sentenciar su descenso a Primera B.

Desde los 12 pasos, desperdiciaron por América Jairo ‘El Tigre’ Castillo y Jaime Córdoba. Histórico descenso de uno de los equipos con más tradición en el fútbol colombiano: 13 veces campeón del fútbol profesional colombiano y cuatro veces finalista de la Copa Libertadores de América.

Síntesis
América 1 – Patriotas de Boyacá 1
Promoción 2011-Juego de Vuelta-Diciembre 17
Estadio: Pascual Guerrero de Cali
Árbitro: Sebastián Restrepo
Líneas: Eduardo Díaz y Luzmila González
FORMACIONES
América: Diego Restrepo; Fabián Morales, Jhon Jairo Lozano, Pablo Melo, Leyvin Balanta; Jaime Córdoba, Hernando Patiño, Alex Del Castillo, Paulo César Arango; Jairo Castillo y Fernando Cabezas
D.T.: Wilson Piedrahíta
Gol: Jairo Castillo (5 s.t.)
* En los penales anotaron Jersson González, Pablo Melo y Paulo César Arango * Fallaron Jaime Córdoba y Jairo Castillo
Cambios: Fernando Cárdenas por Del Castillo, Mario Sergio Angulo por Cabezas y Jersson González por Patiño
Expulsados: No hubo
Patriotas: Carlos Chávez; Luis Rivas, Alexis González, Elkin Amador, Jonathan Mosquera, Ever Rentería; Wilson Lozada, Hárold Rodríguez, Iván Corredor, Humberto Marquínez; Anuar Guerrero.
D.T.: Miguel Augusto Prince
Gol: Anuar Guerrero (19 s.t.)
* En los penales anotaron André Vieira, Henry Palacios, Iván Corredor y Carlos Chávez.
* Falló Ever Rentería
Cambios: André Vieira por Mosquera, Henry Palacios por Lozada e Isidro Estupiñán por Guerrero
Expulsados: No hubo
Figura: Carlos Chávez
Fuente: elpais.com

3 comments

  1. Gustavo Ruiz   •  

    *De héroes épicos a héroes trágicos, comentario de Gustavo Ruiz, de Los Colores
    Son las extrañas simetrías y paradojas que ofrece el fútbol. Son esos guiños los que vinculan el fútbol con la vida, con el destino de los hombres y con la literatura.

    Zico, Platinni, Zidane, Candelo hace poco, Higuita, Andrés Escobar y ahora el Tigre Castillo. Con temporadas de ensueño, con retornos fabulosos, con la posibilidad de tocar la gloria definitiva y con errores que les abren el paso a la historia.

    La de Zidane fue dramática. Un jugador al borde del retiro, recibe de los dioses una nueva oportunidad, pero los dioses cuando quieren destruir a un hombre le conceden sus deseos. Y en la final se llega a la tragedia. Después de un mundial perfecto, de un partido de 10 puntos, con una Italia al borde de la derrota, Zidane se deja provocar y propina un tremendo cabezazo a Materassi. La foto es dramática: Zidane cabizbajo abandona la cancha, y a sus espaldas queda la copa, esa que ya no podrá tener.

    Esa es la famosa ironía trágica. El hombre que lucha en vano por escapar a su destino, pero los dioses juegan a los dados y con un leve soplo los empujan a la desgracia.

    Después de una exitosa carrera en lo futbolístico, y de una dilata vida personal, Jairo Castillo regresa al América. Veterano ya, entrega todo lo que puede para salvar a su equipo del alma, del descenso. Uno ve a este hombre ambivalente, comiéndose la cancha, uno ve la voluntad de salvar al América de un destino casi inexorable. En el último partido marca el gol de la esperanza…es el colofón ideal para una carrera. Su gol salva al América del descenso. Pero el fútbol gusta de otros caminos, y al América le empatan.

    Y en la definición por penales, ocurre lo que todos ya debíamos sospechar: Patriotas desperdicia el cuarto penal. Vuelve la esperanza y al Tigre le corresponde cobrar. Con la confianza que esconde el presagio de lo peor, cobra lento al palo derecho y ocurre la tragedia. El Tigre lanza un grito que alcanzamos a escuchar y no puede contener el llanto.

    Lo peor…el último cobro a cargo del arquero de patriotas, surgido en las inferiores del América. Y en sus pies, el cobro que envía al rojo a la B. ¿Vieron el gesto del arquero de patriotas? Casi pidiendo perdón. Es el éxito más trágico de su carrera.

    Ese gesto me recuerda un hermoso texto de Eduardo Galeano, lo reproduzco abusando de su bondad:
    Viene brava la mano, pero Obdulio saca pecho y pisa fuerte y mete pierna. El capitán del equipo uruguayo, negro mandón y bien plantado, no se achica. Obdulio más crece mientras más ruge la inmensa multitud, enemiga, desde las tribunas.
    Sorpresa y duelo en el estadio de Maracaná: el Brasil, goleador, demoledor, favorito de punta a punta, pierde el último partido en el último momento. El Uruguay, jugando a muerte, gana el campeonato mundial de fútbol.
    Al anochecer, Odulio Varela huye del hotel, asediado por periodistas, hinchas y curiosos. Obdulio prefiere celebrar en soledad. Se va a beber por ahí, en cualquier cafetín; pero por todas partes encuentra brasileños llorando.
    Todo fue por Obdulio -dicen, bañados en lágrimas, los que hace unas horas vociferaban en el estadio-Obdulio nos ganó el partido.
    Y Obdulio siente estupor por haberles tenido bronca, ahora que los ve de a uno. La victoria empieza a pesarle en el lomo. El arruinó la fiesta de esta buena gente, y le vienen ganas de pedirles perdón por haber cometido la tremenda maldad de ganar. De modo que sigue caminando por las calles de Río de Janeiro, de bar en bar.
    Y amanece, bebiendo, abrazado a los vencidos.”
    (De “Memoria del fuego” – 1986)
    Gustavo Ruiz, Los Colores

  2. *Juan Gonzalo Gutiérrez, de Chicago, y la suerte en los penalties
    Solo hay una verdad irrefutable en el cobro de los penaltis: por muy estrella y trayectoria qu se tenga, solo los que van adentro, son bien cobrados. Eso si, cuando se analizan los cobros de el América fallaron Córdoba y el Tigre, pero a Córdoba se lo atajaron de reflejos, de azar, y Castillo lo falló por el palo.
    Para resumir, el cobro en las prácticas sirve, pero a la hora de la verdad lo creo la suerte estará presente y decide.
    Juan Gonzalo Gutiérrez, 62 años, hincha del DIM, Chicago

  3. andres pelaez   •  

    *De Cali: reclamo de Andrés Peláez por daños de hinchas americanos
    ¿Y los destrozos en la ciudad qué? La ciudadanía exige sanción al equipo, que controlen a sus hinchas”,
    Andrés Peláez, Cali

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>