Desgranando mazorcas en la comarca, con una máquina de 1909

Sé que en muchas oportunidades he escrito acerca de la máquina de moler, pero cómo desligarme de severo aparato cuando molí el maíz cocinado para las arepas hasta los 33 años. Como recuerdo de mis años boleando manibela, me di a la búsqueda de aquella maquinita de moler de juguete, infructuosamente pregunté por ella en los más recónditos almacenes de Guayaquil, en Medellín; en viejos almacenes de algunos municipios de Antioquia, hasta que mi cuñada, Sandra López, me la regaló. Eso ya es cuento viejo.

Siendo la máquina de moler un artefacto de mis afectos, del cual formé algún músculo del brazo, mi ojo ha sido seducido por algunas máquinas de moler que aún existen por allí y por acá, sobre todo, en los barrios populares (donde vive el pueblo), donde aún muelen -Gracias a la vida que aún lo hacen- y hacen sus arepas de manera artesanal.

Una de esas máquinas es esta Black Hawk Sheller A.H. Patch, de 1906, máquina para desgranar mazorca, chócolo, choclo, etc.. En la tercera imagen se ve el lugar por donde se mete la tuza con su grano y los dientes que arrancan el maíz. Una hermosa máquina de moler, cuya imagen tomé en el cuarto TomaTodo en Amagá.

Ya me imagino una cocina tiznada de humo de leña, olor a la misma, quemada. Un chocolate en el fogón con un humo menos dañino, un garabato con siete chorizos curándose, un radiecito sintonizando mal las noticias de la comarca, unos butacos con comensales esperando, un gato paseándose por la mitad, un perro afuera mirando al páramo, un piso  de tierra afuera, una vaca pastando, dos cucaracheros en los calados de la ventana de la cocina y, por supuesto, cuatro arepas tostándose en el fogón de leña. Escucho suspiros. ¡Claro que esta escena es surrealista y hasta dadaísta para un joven de las tecnourbes.

5 comments

  1. Dora Galeano   •  

    Carlos, es super, leer tus articulos,podria decir que de verdad me transporte a una cocina de campo,pude sentir el olor a humo ,pude casi que saborear los chorizos curados y por poco me pongo a jugar con el perro que estaba afuera. Cuidate y nunca dejes de escribir para nosotros los que a pesar de la distancia llevamos a nuestra Colombia en el alma.

  2. Flor de Lis   •  

    Bueno Munera, esto si que es una joya. Como usted lo dice :” para algunos”

  3. Oscar Betancourt   •  

    Carlos, lo que muestas es mas bien una maquina para desgranar el maiz,muy distinta a una maquina de moler ,aunque es antigua el concepto no ha cambiado, desgranar es desgranar y moler es moler.

    saludos

  4. andres fuentes retana   •  

    Al mirar la maquina quede hipnotizado, por tan bella creación, porque entre mis cosas conservo dos máquinas muy parecidas a esa, recuerdo cuando mi abuelo desgranaba el maíz para la las tortillas y mis hermanos y yo no la peleábamos para moler, después de un ratito no muy lejano la dejábamos tirada por que no era cosa fácil de realizar, hoy a mis 33 años valoro esos recuerdos que tengo en mi mente y que ya no volverán gracias por esas notas que me regresaran a mi infancia.

  5. Josué Zúñiga   •  

    Buenas yo tengo una en venta por si alguien está interesado la tengo es Costa Rica en Palmarés de Pérez Zeledon cualquier consulta al 87106102

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>