Al calor de un tinto…

Por Alberto Mejía Vélez

Carlos: Cada que puedo, me gusta entrar como aguja remendona por los vericuetos excelsos del café, en los que te metiste, para enseñarnos cuán asombroso es el producto y que no sólo es tomarse unos tragos acompañados por un cigarrillo, haciendo carrizo o después de suculento sancocho; eso, es la menuda, es una misa solemne con todo y obispo; de esas en las que hay que llevar fiambre. Te dejo una historia al calor de un café:

Habían sido muchas las circunstancias para llegar a ser habitante de calle.

Desde las colinas se desplegaba el manto negro de la noche. Los bombillos de los barrios de la periferia titilaban; sabía que en uno de ellos estaban sus seres queridos. Caminaba despacio para no terminar con los maltrechos zapatos, la ropa pesaba, las capas de mugre le imponían mayor esfuerzo. La ciudad era toda suya. La ciudad nocturna pasaba ante la lente de sus ojos, con depravaciones, crímenes y desamparo. Cada paso dado le mostraba la soledad; cada mirada se perdía en la opulencia de los de allá que están fuera de su círculo.

Conocía cada bar, taberna, restaurante y cafetería; sabía dónde daban y de qué lugar lo arrojaban más lejos de lo que ya estaba. Poco a poco las calles eran abandonadas por los asiduos noctámbulos que encubrían sus depravaciones con el velo culpable de la oscuridad; estaba enterado que muchos obraban engañosamente a la luz del día.

Las luces rojas de los vehículos se reflejaban en el pavimento como grandes charcas de sangre. Sirenas de patrullas policiales y de ambulancias golpeaban los oídos; lejos se escuchaban los ecos de tiroteos a los que jamás ha podido acostumbrarse, lo mismo, que al abismo de ‘arenas movediza’ al que a mala hora por curiosidad entró. Estaba próximo a llegar a aquel lugar en que unas manos arrugadas y temblorosas, le brindarían, con amor, un ‘tinto’ que calentara la enferma anatomía. La viejecita tenía, entre plásticos, la venta de café. Ningún lazo familiar… los unía el dolor del abandono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>