Aquí hay gato encerrado

¡Ay, bendita la hora en que les dió por revolcarse a estos maldingos animales! Conchudos, que les da por hacer sus cochinadas, arriba en el techo; fuera de eso, les da por compartir sus mieles a los gritos, qué gritos, alaridos, porque pa eso que cuando se ponen de coitos vespertinos, lo hacen con todas las ganas y la arrechera de la hembra la alardear a todo el barrio. Tiene los más profundos orgasmos, y los grita a sus anchas, y los hace sentir, y lo hace saber a tal punto que, vea las horas que son, tres de la madrugada y esos maldingos gatos no nos han dejado dormir. Y eso que Albeiro tiene que madrugar a la construcción.

Ahí está en la pieza Albeiro echando “madres*”, que qué va a hacer mañana para trabajar…

Vea, es que les he echado Creolina y Veterina pa espantarlos, los vecinos les tiran piedras y ya nos han quebrado varias tejas, los bomberos no vienen por estos lados y Morrongo ya ni ladra, ese no espanta ni su propia modorra. ¿Qué vamos a hacer, pues?

¿Qué hacemos con esos gatos? Opina…

En la imagen. Gato encerrado de manera voluntaria. ¡Por que pa eso que les fascina ventanear! Barrio Moravia, antiguo basurero de Medellín.

*Madres: No se trata de quienes traen hijos al mundo, sino, de hijueputazos.

1 comment

  1. rocio   •  

    señor carlos

    ese gato se me hace conocido, sera que me puede decir la direccion de donde localizarlo?

    es en serio, preciento que es mi gato que hace como un año se desaparecio.

    gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>