Caleidoscopio a una carreta

La mirada, se posa, bailarina, inquieta, en cada esquina del objeto; salta y rodea la creación nombrada con palabra: ca – rre – ti – lla. Entonces, cada cosa le es importante porque cada cosa habla, comunica, envía mensaje, habla de un ser.

La mirada, se ríe en cada lado del prismático, se ríe al encontrar significados en cada objeto, en cada símbolo; pues, encuentra en todo ello un caleidoscopio de significados que hablan de los seres que le dan sentido a lo creado.

Un esqueleto de parlante que sirve de arandela final, sonajero, remate al tornillo. Una cruz que santigua el trabajo, evita el miedo y fortalece la esperanza. Un contenedor resignificado que lleva el amor de casa hecho jugo para el almuerzo, eso y su cuchara. Una mano de gris que esconde los años; unos cauchos de llanta que hacen de freno y almohadilla. Cuerdas que no falten porque siempre habrá qué amarrar.

Finalmente, el ser, el hombre que le da sentido a todo; que viaja con sus años al paso lento. Una imagen en 2014; otra, tomada en 2007, el mismo sector, pues allí, su labor es conocida y él, reconocido.

1 comment

  1. CARMEN GUTIERREZ   •  

    me encanto el escrito muy realista…lo disfrute…. desde argentina felicitaciones!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>