Mirando al ser, detrás de los objetos – Caldas, Antioquia

Mirar, esculcar, preguntar; sorprenderme. Voltear, girar; asomarme. Observar, tocar, oler, sentir; aprehender. Es así de sencilla la metodología de investigación. Aprehender al objeto como si fuera éste, un nuevo planeta en el que me instalé. Es decir, jamás dejar de soprenderme por cada minucia de este universo visible o sensible al cerebro.

Saludos al Semillero de Investigación Formativa sobre los Artefactos Culturales, su descripción e interpretación, del Instituto Tecnológico Metropolitano, ITM, por la invitación. Que la sorpresa quede instalada en el ser, para que al abordar los objetos veamos al hombre como centro.

Fotos de la TomaTodo a Caldas, Antioquia.

Una mirada a Caldas – José María Ruiz

José María Ruiz, participante de la salida a Caldas nos comparte algunas de sus imágenes y su dirección en Picassa, para que conozcan más de su mirada…

Por José María Ruiz

¡Nunca me fui del todo!  En los años ochentas salí de mi pueblo por circunstancias no ajenas a la voluntad del común y corriente. A cualquiera le ocurre tener que cambiar de nido. Ese fue mi sino. Desde entonces cada tanto tiempo de nostalgia vuelvo a recorrer mis caminos, con mapas tatuados para siempre en mi esencia.

Cada rincón, cada callejón, bares, parques. Los fantasmas de los que ya partieron sin retorno me acompañan en los recorridos, porque tampoco se han ido. Soy un fantasma con ellos.

Julián, desde la escuela. Julio, desde las cometas y los trompos; luego, desde la mirada diferente de la poesía. Diego y su guitarra que tocaba los tangos, cuando él ya estaba danzando con Malena en medio de una nube de opios tropicales. Mi padre, con su cara adusta; mi madre, con su falda dispuesta a cobijarme. Y muchos otros.

Luego, los habituales: la vecina que me odiaba porque le rompí una ventana con la pelota de letras; la novia a la que todavía se le salen mariposas que le brotan de ese lugar que todas dicen; el otro Diego que va tras un sombrero que se le fue volando hace mucho -No lo va a alcanzar, porque no quiere volver a estarse quieto-. Gustavo por dos, cada uno más lejos de la realidad del trajín cotidiano que cualquier bípedo mortal. El uno, pontifica sobre cómo debía hacerse lo que ya está listo y el otro lo contradice con su perorata alucinada sobre la existencia comprobada por él, de vida bajo las piedras del camino mientras repara un radiador de un auto sin fecha de vencimiento.

Mazo y su hijo orate. Él también. Él vive en el novechento. Su hijo en cada instante de este hoy tan loco, arrastrando un tarro y cubierta su cabeza con un empaque de “café la bastilla”, a guisa de sombrero… Mi hermano Óscar ‘Pocalucha’, que descubrió antes que yo la delicia del eterno no hacer nada y ganarse el pan de pura labia. Mis otros hermanos, tan parecidos todos. Tan ciudadanos del común: Nada más trabajan.

¡Y sigo ahí! fantasma en mi pueblo, trashumante por sus calles; cámara o copa en mano, danzando en los recuerdos.

¿Qué NO te trajo el niño Dios?

“Este tiene cara de que no le dieron el traído”.

¿Qué pediste que nunca te trajo el niño Dios? Con el cuento -verdadero- de que el niño Dios no tenía dinero, muchas peticiones nunca llegaron. Invito a que nos contemos, qué no te trajo el niño Dios y qué pides aún que no te ha traído.

Rastros del Big Bang por doquier

Observar una hormiga que quizás nadie más vuelva a ver, que nadie más mirará; ver un solo metro de recorrido en su existencia; observar una hormiga, pues, es el testimonio de un acontecer casi milagroso: la vida. El movimiento. La gravedad. La libertad. La substancia.

Viviremos 80, 70, 40 años y solo vimos 10 ó 15 segundos en la vida de esa hormiga, y esos 15 segundos representarán alguna fracción ínfima del Big Bang.

Prefiero la foto que el video. La primera, me permite ver una fracción de segundo por los minutos que quiera detenerme a contemplarla. Fotos en Amagá.

La belleza no está en las pasarelas

La belleza humana, lo diré hasta el cansancio, está en la sonrisa. La belleza humana y la femenina en particular no está en las pasarelas, o por lo menos no está solo allí. La belleza femenina está en el tono de voz, en una mirada soslayada, en esos guiños que saben hacer solo ellas, en esa feminidad que las lleva a cuidar su apariencia, en sus manos lisas de juventud y arrugadas de senetud, en la cantidad de pendejadas que guardan en sus bolsos, en las decenas de peinados que son capaces de hacer, en la intuición que lleva a guardar de los suyos, en la leche que nace de su ser.

La belleza no se le oculta a la pobreza, retumba desde el mundo de las ideas y sobresale en rostros perdidos en las montañas. El rostro montañero no es ajeno a las bondades de la genética, brota, como fuente de agua, en cualquier rincón, en cualquier vereda aporreada por el hambre y se instala en pieles que no conocen el poderío y la altivez del dinero.

Esta belleza en particular, la extracté de la vereda La Mina, en Amagá, una mañana de sol, de sábado lento igual que muchos, de día de lucha para cientos de mineros, de la tierra que ha tantos ha tragado.

¡A punta de machete! fui testigo

El primero, reposaba como muerto, como herido, sus músculos no soportaron más el peso de su cuerpo y esperaba tumbado en una banca de cemento.

El segundo, cabilaba en lo inmediatamente realizado. Lo hecho, hecho está. No hay atrás. Su mirada se confundía entre la templanza y la admiración por la dureza del verdugo de metal. Caminaba descalzo mientras revisaba continuamente el temple del machete, machete que había cegado, en otras ocasiones, la vida de pastos maduros.

Yo estaba lejos, con mi cámara y un objetivo prestado de buen alcance. Yo mismo fui testigo, así sobre el “yo mismo” que con “fui testigo” ya va el pronombre. El del machete nunca me vio, esperaba que no me viera. Fui testigo. No podía moverme, no podía perderme la foto.

El primero, dormía una siesta en una mañana de sábado soleado en Amagá. El segundo, no tenía más qué hacer, caminaba inoficioso, vacante, sin más pensamiento que revisar el metal de la herramienta montañera que segundos antes cortó alguna espiga de maleza. Al primero, le tomé la foto de segundo; al segundo, le tomé la foto de primero. Ambos son amigos, son vecinos, simplemente pasaban el rato cada uno. ¿Qué se estaban imaginando pues?

¡Así comienzan los chismes!

Amagá, de barro y de carbón

Algunas imágenes de la mirada de Adriana Quiroz, entre sus fotos están las obras de Hermes, artista de Amagá que comparte sus horas entre la carnicería Zeus y el solar de la casa donde queda el rincón de su trabajo con el barro.

Ver todas las fotos de Adriana Quiroz en Amagá.

¡Vení dame una ‘palomita’!

Palomita: oportunidad de montar en un tipo de transporte móvil ajeno.

Tipos de bicicletas hay muchas: cross, ciclismo, ruta, todoterreno. Las hay de frono de mano, a contrapedal. Las hay con flecos en los manilares, con ruedas auxiliares para los principiantes. Hay con rines de teflón, con radios. ¡Ah! qué tal aquellas con sillín para tres pasajeros con imitación de piel de vaca, con pito de pera, con luz generada por un dínamo. Qué tal las ciclas que usaban los adultos en cuya parrilla trasera ubicaban un sillín adornado con flecos.

Fuere cual fuere, montar en cicla era un placer, y digo era porque, por lo menos yo, llevo años de no sentar mis nalgas en un sillín de bicicleta. En tierras planas es una bondad usarlas, ir como preso hecho libre rodando por toda la ciudad, conociendo los rincones más desapercibidos, transitando zonas prohibidas, llevando alguna pasajera enamorada.

A muchas de ustedes, sus novios las paseaban en cicla, o el doncel llegaba a la visita de ventana en ella, la dejaba parqueada o amarrada con cadena y en la sala, tomados de la mano y vigilados por decenas de ojos, se desarrollaba el sano contubernio. “‘¿Me das una ‘palomita’?”, sugería ella; “Sacá una almohada y montate, pues”, terminaba él.

Imagen tomada en Amagá, TomaTodo 4

Sudor y piel – TomaTodo en Amagá

El vestuario del minero es la piel, que con sudor en la superficie, cubre del frío y del abandono de la mirada de los otros. El ripio, el carbón, la tierra, el olor, el sudor, se pasean sobre el corazón abandonado del minero. Juntos, se internan en la selva profunda de las tinieblas, socavón maldito que se ha tragado a muchos. Justamente, después de llegar de TomaTodo, muere esta semana un minero cercano a la mina que visitamos, una peña se le vino encima estando adentro.

“No conozco más que esto”, recitan casi todos los mineros, “No me dí cuenta de lo que les pasó a los mineros de Chile”, confiesa Guillermo. “No sé qué más hacer”, dicen muchos. “Un familiar mío murió en una mina”, se escucha con frecuencia en el pueblo.

Por último, reza un Tip de ElColombiano.com:  “Mina de Angelópolis le robó el sueño de profesional a Guillermo”

Ir a Amagá con TomaTodo, era el intento por decirle a la comunidad virtual, a los lectores, al mundo, que existe un municipio con necesidades de empleo, diversión, lúdica, ocupación del tiempo libre, espacios urbanos: AMAGÁ, “Puerta del Suroeste”, una puerta en ciertos temas desportillada que necesita una gran reparación, sobre todo, en el alma herida de tantas personas que han dejado a sus muertos en las entrañas de la tierra, allí mismo donde vivían por horas sacando carbón.

En respeto y homenaje a los muertos de la tierra de Amagá.

Todos Ponen – TomaTodo en Amagá

Un éxito la Toma en Amagá el sábado 20 de noviembre de 2010. 35 participantes partieron desde Envigado hasta la vereda La Mina en el municipio de Amagá. Algunos, ingresaron a la mina La Hornilla, otros, se regaron por el terreno buscando imágenes que los obreros no entendían. “Pa’ qué me va a tomar una foto así tan feo”, increparon muchos mineros; no entendían que lo que buscamos es la naturalidad de la cotidianidad.

Para no hablar mucho, por lo menos hoy, el resto del mes les estaré compartiendo las imágenes de algunos que ya comenzaron a publicar el material en www.TOMATODO.net

Ver imágenes de:

  1. Adriana Quiroz
  2. Alejandro Henao Loaiza
  3. Alejandra Puerta
  4. Ana María
  5. Argenis
  6. Ariakas -Carlos Marín- (véalo también en Flickr)
  7. Carlos Esteban Orozco (Vea más material en su blog)
  8. Jonathan
  9. Juan José Ospina
  10. Sandra Milena Ramírez
  11. Sofía Ospina Ruiz (10 años de edad)
  12. Wilson
  13. Wilson Flórez
  14. Yuliana Betancur (véala también en Flickr…)

Amagá, vista por Argenis

Argenis, aficionada de la fotografía, interesada en la escritura narrativa y el periodismo, gusta la música reggae y rock de grupos locales. Vea más de su trabajo en http://www.flickr.com/photos/argenis231/

Amagá, vista por Alejandro Henao Loaiza

Participante de TomaTodo, en Amagá, suroeste antioqueño. Pueden ver más de su trabajo en http://www.flickr.com/photos/ahenaol

Dé click en las fotos para ampliarlas.

La Plaza Minorista de Medellín, un sábado

Colaboración de Juan David Escobar, en la TomaTodo de la Plaza Minorista. Febrero 6 de 2010

Juan David Escobar. Un sábado a mitad de la mañana, hice flotar mi cámara entre señores y señoras que arreglan y ponen bonitas las cosas que para muchos de nosotros ya son feas y llegaron a su final. La plaza Minorista José María Villa, es una galería de tres pisos donde los compradores caminan escogiendo lo necesario para pasar los días y no quedarse pelados para volver en bus, o mejor, en taxi a casa.

Desde ropa usada -en buen estado-, pasando por los granos recién despegados de la mata, la legumbre fresca de todos los colores y los abarrotes con los precios más bajos del mercado. La carne, de primera; las hierbas, para terminar de enamorar a ese hombre que tanta brega te da; la mascota que tu hija quiere desde hace mucho tiempo, y la bicicleta, que sabiendo que es robada, sale barata para ir y volver del trabajo. La herramienta para la obra civil a precios irrisorios, el surtido completo para tu negocio de esquina, los dulces al por mayor para que ningún niño en la fiesta se quede sin chupar. La Plaza Minorista, una ciudad dentro de otra ciudad. Febrero 6 de 2010.

Seis zapatillas buscan su pareja

- Liliana, ¿ya lavó los tenis? Vea que usted mañana tiene Educación Física
* Sí, má, ya los lavé.
– ¿Y sí les echó azul de metileno?
* Que síii.
– No me contestés, pues, así, que te doy en esa boca. / Armando ¿ya lavó sus tenis?
/ Sí, má, pero no encuentro el otro. Es que pisé popó y lo lavé por aparte y ya no lo encuentro.
– Está detrás de la nevera. Además, le quedó mal lavado, jovencito. / Adelaida…
% Sí má, ya sé qué me va preguntar…

…Bueno, déjemos este diálogo casero hasta aquí. Lo iba a borrar pero quiero dejar la evidencia, el boceto, el comienzo de una narración incompleta. La razón: me tengo que inventar la excusa para que seis zapatillas, o tenis que llamamos aquí, estén sin su par oreándose al sol, si es que tal astro anda asomado en este invierno. Invertarme la justificación sería difícil y quedaría forzada y poco creible.

No encuentro justificación para cada una de las zapatillas que no están ausentes y que reposan en el tejado de una casa en Santo Domingo Savio, a menos que en la familia que vive en esta casa, dos personas tengan ausente el miembro inferior izquierdo y cuatro, carezcan del miembro derecho.

Aquí están, aquí los dejo. Ocho zapatillas secándose al sol, solo una pareja completa. Una historia fallida, una familia particular, evidenciada en la caminata de TomaTodo 3 en el barrio Santo Domingo.

Un grupo que comienza a consolidarse

Aproximadamente 90 personas han participado de la estrategia TomaTodo en sus 2 versiones y la última, que fue preparada de ‘rapidez’. La idea es tomarnos lugares menospreciados de la ciudad y mostrar lo bello de dichos rincones. Además, abordar los municipios de Antioquia. La idea crece y son muchos los proyectos. Algunos de los jugadores.

Toma todo, otra mirada de Medellín

El Colombiano.com / Julio 4 de 2010 /

Gomosos de los diferentes medios que convergen en la red, asistieron a la segunda toma multimedial Toma Todo. Crónicas en texto y audio, fotografías y videos fueron las propuestas desarrolladas en el hoy llamado Sagrado Corazón.

Mañana cuelgo el video, mientras tanto, mire el video dando click a la imagen.

Carros, carritos y carriolas de ‘Barrio Alegre’

Todos Ponen: http://www.tomatodo.net/index.php?option=com_community&view=photos&Itemid=85

Del contexto de TomaTodo 2 en el barrio Sagrado Corazón de Jesús, conocido entre sus gentes como ‘Barrio Alegre’.

Modificaciones, rcursividad, creatividad popular, adaptación, modificación y personalización de cuanta creación allí se da.

Algunos rostros del Sagrado Corazón de Jesús

Todos Ponen: http://www.tomatodo.net/index.php?option=com_community&view=photos&Itemid=85

En el desarrollo de TomaTodo 3, al barrio Sagrado Corazón de Jesús, conocido también entre quienes trabajan allí como Barrio Alegre. Antes se llamaba Barrio Triste.

  • Mecánico
  • Janeth, vendedora de tintos
  • Don Francisco ‘Pacho’, realiza carpas
  • Vendedora de tintos

El Caballo de Patas Blancas – David Kz – TomoTodo.net

El caballo de patas blancas from david kurtiz on Vimeo.

Apenas vi a este dúo de músicos me enamoraron por su autenticidad y talento, en un país donde tener más de 40 años y estar desempleado es una condena perpetua a vivir del trabajo informal, donde las garantías laborales son cada vez menos y la estabilidad no existe para nadie. Es en esta plaza de mercado donde uno confirma la realidad de muchos colombianos, por lo general laboriosos y que no ven en ningún oficio motivo de indignación. Pero que la falta de oportunidades, especialmente en la educación, les condena a la marginalidad y al rebusque. Este dúo recorre desde muy temprano toda la plaza ofreciendo su repertorio de música popular. Se hacen llamar El Ángel de la parranda y tienen 2 CDs grabados!!!

Se conocieron porque son vecinos en el barrio y ensayan con regularidad en alguna de sus casas. Llevan más de 20 años en la música y con ella, logran el sustento díiario para sus hogares. Siempre me ha impresionado como logran esa segunda voz con total naturalidad y en un acople casi perfecto, y también como tocan esos solos de guitarra que lo hacen parecer muy sencillos de hacer. Este es un corto tomado por mi durante el primer tomatodo tomatodo.net en la Plaza Minorista de Medellín, Colombia; un día donde nos encontramos más de 40 fotografos aficionados y profesionales para registrar cada uno con su cámara un sábado cualquiera en una plaza de mercado emblemática de la ciudad, en donde convergen todas las clases sociales y culturales de este pueblo grande llamado Medellín.

También pueden ver un puñado de fotografías en mi flickr. david kz

Acerca de la Toma a la Plaza Minorista

Rita Forero Suárez, participante del TomaTodo a la Plaza Minorista, me envía un mensaje que quiero compartir con ustedes, pues, creoq que lo que ella comenta les pasó a muchos de los otros participantes.

“…como sea… la pase muy bien,  y conocer ese mundo escondido al que siempre se le tiene miedo,  fue muy contradictoria pues no encontré lo que esperaba,  encontré gente maravillosa que me sorprendió enormemente, por lo que debo agradecerte los ojos para un espacio diferente”. Rita Forero.

Otro de Maritza Ruiz

“El resultado es muy gratificante, la convocatoria fue muy bien recibida, el recorrido muy bueno, y claro, muy chévere programar las siguientes Tomas”.

De Karen Ortiz

“…por lo que he leído y me han contado la Toma 1fue todo un éxito. Que la organización, la logística, la participación… me habría encantado asistir… pero me contento con ver que algunos compañeros de la U participaron”.

Luz Mazo

“la primera Toma fue lo maximo, llegué tardecito por el taco que se armó por el paro, pero apenas llegue me dieron refrigerio y escarapela :P!!!
La organización se notó, todo muy planeadito, la gente muy querida, muy formal. Me gustó mucho, me falta subir mi material. El souvenir esta muy chevere”.

Entre colores conocidos y desconocidos, carretillas de un lado para otro, llega mi primera visita a la Plaza Minorista. Magia Amarilla

http://www.flickr.com/photos/ybetancur/sets/72157623367629702/

Por: Magia Amarilla (En el contexto de la Toma Multimedial a la Plaza Minorista)

Entre colores conocidos y desconocidos, carretillas de un lado para otro, llega mi primera visita a la Plaza Minorista.

Historias en cada esquina. En la sección de ropa, esa usada que ya no queremos en casa, que regalamos en la calle, y que por cosas del destino llega a la plaza, para partir hacia nuevos dueños. Los zapatos de $10.000, por los que sus antiguos dueños no daban nada, y que Manuel con su paciencia y sonrisa, comienza a, cómo dice él, “darles nueva vida”.

Luego, en el recorrido nos encontramos con el maíz. Hay quienes lo cultivan, lo transportan, pero en la plaza están quienes lo desgranan, lo limpian quitándole el capacho y luego lo procesan. Hombres, mujeres y niños, se pierden entre los bultos de este cereal.

Al fondo, están las frutas y verduras. Se vende, se compra, se encuentra lo que se necesita. Es la sección más visitada. Las texturas y los olores enamoran a los compradores, que disfrutan de la atención de los venteros y de las buenas degustaciones para comprobar la calidad del producto.

En otra sección, los pescados y las carnes. El comelón, que esta barato y el bagre que cada vez se hace más escaso y por eso su libra esta a $7000. “Mientras los ríos sigan bajando, el pescado se vuelve escaso y así se va volviendo caro” dice uno de los vendedores del producto.

Mientras van pasando las horas, los visitantes de la plaza comienzan a escasear, va bajando la venta, y algunos negocios comienzan a cerrar. Estacionan las carretillas, los trabajadores se sientan a descansar, hacen sus negocios y comparten con sus compañeros las anécdotas del día.

Aunque el movimiento termina por hoy, mañana, en la madrugada, este lugar de historias, se vuelve a cargar de ellas, de color, olor y textura.

http://www.flickr.com/photos/ybetancur/sets/72157623367629702/

TomaTodo – Toma Multimedial V. 1.0 Plaza Minorista

Todo un éxito fue la convocatoria a la Plaza Minorista en esta, la primera versión de TomaTodo. 60 personas entre comunicadores, periodistas, blogueros, twitteros, fotógrafos y gomosos de la web, se mezclaron entre frutas y verduras, entre historias de vida y rostros humanos.

Visiten www.TomaTodo.net para conocer el material subido hasta el momento.

Cito algunos que han subido contenidos en sus propios sitios (no la toltalidad). Espere todo en TomaTodo.net

Los que madrugaron a las 7:30 a.m.

Algunas indicaciones y una contextualización del sitio

Que comience la Toma

Los experimentos de Telemedellín

A lo que vinimos

Algunos taparon lentes para tomar un refrigerio

Un Twittero reflexiona a través de micro textos desde el Circular de Medellín Digital

De pose con un parcero bloguero, Alex Durán.

Un tercio del grupo reunidos para despedirnos hasta la Toma 2

12