Juan Fernando Mosquera ¡Este Man no es de la 8!

De algo estoy seguro: Juan Fernando, promotor de la jornada de movilización #YoSoyComuna8, no es de la “8”. Este man, compañero de colegio en la UPB, es de donde haya ser humano, es del territorio, pertenece a la red de tejido humano necesitado o sobrante de amor.

Si algo me ha impresionado de alguien, es que desde muy joven sepa su camino, su vocación, su quéhacer, su misión en la vida, y en Juan Fernando se cumple esta admiración, pues, desde joven, se manifestaron en él la vocación de servicio por el otro, por el prójimo, por expresar. Aún antes de graduarse del colegio, laboró como director del periódico escolar RutaOmega, del Colegio de la UPB. Allí fue periodista, director, escritor, poeta, en fin. Un ser analítico, extremadamente sensible y sincero, y un ser lleno de amor para dar. Quizás por eso la vida lo lleva a Camino al Barrio, programa de donde salió hace pocos días, un programa que sube a los barrios, donde a veces las cámaras poco van y si van, es para hacer planos a los huecos de dejan las balas en los muros de las casas de gente noble.

Pero Juan o Mosquera o el ‘Negro’, sube a los barrios obreros y altos, es a hablar con la gente, o más bien a dejar que la gente hable, se exprese, le cante a la vida, sonría con sus ojos ante unas cámaras extrañas y a veces lejanas. Juan sube a los barrios y se mete en las casas de sus habitantes para que ellos se dejen ver tal y como son en su espíritu y en su consciencia: seres llenos de amor para compartir.

Hacerle estas pocas letras a Mosquera es hacerle unas letras a la gente, al barrio, al territorio, para no hablar solo de Medellín, pues, Mosquera tampoco es de Medellín, Juan es de la consciencia colectiva y una. Juan llevó a muchos a la Comuna 8 de Medellín, pero Juan no es solo de la 8, es de la 3, de la 1, de la 13, de la 10, de los municipios, de las veredas, de donde haya amor. Que lo digan quienes son presa de sus abrazos.

#YoSoyComuna8 – 23jun12

Con unas letras contundentes y una música que recuerda los tambores de la prehistoria, se desarrolló parte del evento convocado por Juan Fernando Mosquera: #YoSoyComuna8. Un evento donde la ciudadanía se manifiesta por la paz de su territorio y el grito ante sus gobernantes.

Estas caras, estos colores y estas manifestaciones que ven en las fotos me las encontré en el desarrollo del evento, un momento de sensibilidad ante la violencia que permea a cada ser de una u otra manera. Ante la mirada esquiva de algunos gobernantes o empresarios, la vida de estos barrios se desarrolla en una soledad del Estado lo cual hace que se manifiesten de manera impactante, la creatividad desbordante de sus habitantes y el anhelo por vivir, por vivir y por amar, por amar y recibir de ese amor.

Es así como nacen tantos grupos culturales, tantas letras de profundo contenido, tantos medios de comunicación, tantos colectivos de variado fin. Pero, la maldita violencia, la ignorancia y la muerte parecen tercos elementos arraigados en ciertos territorios. En mi estadía en esta jornada de vida, me asombra aún, la presencia de símbolos anclados en la mente de algunos de sus jóvenes. Es por eso que ante estas fotos aquí publicadas, no dejo de mostrarle a tantos ojos, los símbolos que no deberían exhibirse con vanidad y orgullo. Las siguientes fotos, donde el herraje de un cinturón es un arma de fuego, sostiene los pantalones ya muy simbólicos: rojos e híbridos; como resumende vida y de muerte, de sangre y de piel.

Dejar de mostrar estas fotos, de un ser presente en esta jornada, sería parcializar la mirada y ocultar algo que mis ojos vieron y de lo cual fueron sorprendidos. Es la realidad de un evento visto desde 2 aristas. Hay más ángulos de la mirada, pero he aquí solo dos.

La Tropibanda recuerda al maestro Lucho Bermúdez

El viernes 25 de mayo desde las 8:00 p.m., el gran Salón Chablis del Hotel Dann Carlton, recordará los mejores temas del maestro LUCHO BERMÚDEZ, interpretados por la orquesta LA TROPIBANDA. Una noche de nostalgia y corazón a favor de la Fundación Sara Tobón. Más de 3 horas de música con propósito en el año del Maestro LUCHO BERMÚDEZ decretado por el Ministerio de la Cultura.

Temas como: TOLÚ, SALSIPUEDES, CARMEN DE BOLÍVAR, COLOMBIA TIERRA QUERIA, TINA, BORRACHERA, SAN FERNANDO entre otros, animarán esta noche de bailoteca.

Donación: $25.000. Con ellos, se contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida de la población con discapacidad y sus familias a cargo de la Fundación Sara Tobón.

FUNDACIÓN SARA TOBÓN

La Fundación Sara Tobón, identificada con el NIT 900260730-8, es una entidad sin ánimo de lucro, la cual fundamenta su existencia en la prestación de servicios, asesorías y apoyos educativos, tecnológicos y lúdicos, buscando mayores niveles de independencia y participación socioeconómica y sus familias.

Ubicada en la vereda San Miguel del municipio de La Ceja del Tambo, busca beneficiar el desarrollo del ser humano a través del contacto con la naturaleza. Actualmente se atienden 20 jóvenes con sus familias, a unas tarifas bajas y para algunos, casi gratuita, lo cual ha sido posible a través del desarrollo de proyectos, desfiles y aportes de algunos benefactores.

Triadarte – UPB

Triadarte: abierto al público del 16 de mayo al 20 de junio. Sala de Arte Biblioteca Central  UPB
Informes: 354 45 82 ext. 15606

Se cumplió: Todos ganaron con los Juegos

Incalculable es la ganancia económica que le dejaron los IX Juegos Suramericanos Medellín 2010, a la economía formal e informal de la ciudad y de algunos municipios del Departamento de Antioquia. Empleo y turismo, fueron los renglones de la economía que se vieron impactados de manera positiva por la realización de los Juegos en Medellín y en sus ocho subsedes deportivas.

El sector de la construcción se benefició con la remodelación en urbanismo de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot y la creación de nuevos escenarios deportivos como el Coliseo de Baloncesto Iván de Bedout, el Coliseo de Voleibol Yesid Santos, el Coliseo de Combate, el Coliseo de Gimnasia, el Complejo Acuático, la Unidad Deportiva Andrés Escobar, la Bolera y el Campo de Tiro con Arco; además del levantamiento de la Villa Suramericana donde se alojaron los deportistas.

La carrera 70 fue intervenida en su mobiliario urbano para recibir a la cantidad de visitantes, propios y extranjeros, que participaron de una u otra manera en esos juegos que se realizaron del 19 al 30 de marzo de 2010. Esta vía también alojó a una cantidad de artesanos que bajo sus toldos, ofrecían todo tipo de productos, manuales e industriales, algunos con el logosímbolo de los Juegos: banderines, vasos, camisetas, gorras, bolsos, escudos, llaveros, bolígrafos y otros muchos, que con el sello de este evento, atraían la atención de potenciales compradores.

Los canales locales y regionales estuvieron en alianza, transmitiendo el desarrollo de las justas deportivas que se originaban desde todas las sedes: Bello, Copacabana, Envigado, Guarne, Guatapé, Itaguí, Rionegro y Sabaneta. Telemedellín y Teleantioquia transmitieron los juegos 22 horas al día con programación en directo y en retransmisión, respaldados por la Comisión Nacional de Televisión que aportó una cifra cercana a los $1.400 millones de pesos.

Las empresas tuvieron el momento propicio para dar a conocer o posicionar sus marcas a través de la publicidad que lo invadía casi todo: televisión, radio, internet, prensa, pasacalles, vallas, postes de iluminación, objetos de merchandising, entre muchos otros. Coca Cola, patrocinador oficial de los IX Juegos, ubicó varias ‘fuentes’ de vapor de agua fría para refrescar a los visitantes que se gozaban, bajo un sol ardiente, una programación, que se les presentaba de manera novedosa y gratuita. La respuesta por parte del público fue exitosa: propios y turistas llenaron cada una de las sedes y subsedes deportivas que permitían ver la ejecución de los 31 deportes que tienen competencias en los Juegos, lo que movió el flujo de ventas de la economía formal e informal. Varios almacenes del Centro Comercial San Diego, de Premium Plaza, Mayorca y de El Tesoro; tenían promociones en vinculación a esta temporada de los Juegos, y otros almacenes, en otros centros, repetían la misma estrategia de mercadeo. Los 14 centros comerciales de la Alcaldía de Medellín también se unieron a la estrategia y adoptaron cada uno, un país participante de las justas, así lo dijo a Cultura E, Boris Montoya Jaramillo, coordinador de los Centros Comerciales de la Alcaldía de Medellín.

Las cifras no paran ahí. La organización de los Juegos y Medellín Convention & Visitors Bureau, seleccionaron y capacitaron a 3.400 taxistas que atendieron a los visitantes de Medellín 2010 en el Valle de Aburrá y en el municipio de Rionegro; así se informó desde la página oficial de Medellín 2010. Dichos taxistas portaban una calcomanía que los identificaba como taxis capacitados para recibir a los usuarios de las diferentes sedes. Lo que indica que también los impresores, refiladores del sector de impresos, fueron beneficiados. Tenderos, bomberos de las estaciones de gasolina, buseros, diseñadores gráficos, publicistas, comunicadores, narradores deportivos, locutores, administradores web, comerciantes y los 14 patrocinadores oficiales, entre una cantidad incalculable de personas cuyos oficios se vieron beneficiados, fueron los que tomaron ganancia esa de bonanza que circulaba por toda la ciudad y los municipios subsedes.

Una de las personas que se vio beneficiada de ese momento de positivismo y alegría que brindaron los Juegos, fue Yeni Lorena Tangarife Molina, Licenciada en Educación Básica con Énfasis en Educación Física, del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid; quien desde su graduación en 2007 no conseguía empleo en su área profesional ni en otra actividad laboral. Yeni, fue una de las voluntarias que colaboró en el desarrollo de Medellín 2010 siendo su única contraprestación, una capacitación de cinco módulos en cuatro meses y medio en el Sena, su uniforme y una tarjeta Cívica con 192 viajes para su desplazamiento en el sistema Metro en el tiempo de su voluntariado. Yeni invirtió tiempo y talento en el desarrollo de las actividades sobre las cuales tenía responsabilidad y participó en el evento de inauguración, en el grupo de logística con actividades en el Coliseo Yesid Santos. Once días de actividades en una jornada de  de tres a diez de la noche, con derecho a refrigerio, a comida y a hidratación.

El trabajo arduo de Yeni se vio recompensado el cinco de abril con una contratación de prestación de servicios para trabajar en las Escuelas Populares del Deporte en el programa de Iniciación Deportiva, para niños de cinco a siete años. Esta contratación no tiene relación directa con su participación como voluntaria, sino que fue el resultado de una convocatoria que el Inder abrió, para vincular personal en sus programas y proyectos; pero Yeni se enteró en los Juegos y puso a disposición su hoja de vida y pasó todas las pruebas necesarias para su vinculación. Hoy, desarrolla su trabajo en el Parque Juanes de la Paz.

Como Yeni, fueron muchas las personas empleadas en todo tipo de actividad relacionada con los IX Juegos Suramericanos: transportadores, hoteleros, dueños de restaurantes y sus equipos de trabajo, además de los trabajadores de los 248 módulos de ventas que reemplazaron los anteriores caspetes de ventas informales emplazadas en la unidad deportiva. La Subsecretaría de Turismo en asocio con el Centro Colombo Americano, capacitó en inglés a guías, taxistas y a las personas que trabajan en los módulos de ventas que la Alcaldía construyó. Televidentes, radioescuchas, lectores, observadores, asistentes a los eventos; niños, jóvenes, adultos y ancianos; hijos, padres; deportistas y aficionados; todos, por exagerado que parezca, ganaron con los Juegos, unos juegos cuya ganancia se hace hoy incalculable y cuyo valor en la imagen y en el imaginario colectivo dejan a Medellín, las subregiones de Antioquia y a Colombia, en un punto muy alto y en una evidente capacidad para aceptar este y otros retos que se le presenten a la ciudad, en un plan de mejoramiento continuo y de reeducación en valores humanos y en la recuperación de una economía en vías de proyección. Se cumplió el objetivo: Todos ganaron con los Juegos.

Marchas del 4 de septiembre de 2009

Por un lado la marcha en contra del Chávez. Una marcha que inició tímida y que fue creciendo camino a la Alpujarra. Una marcha escoltada por vendedores de pitos, banderas, botones y camisetas con estampados anti Chávez.

Por el otro lado, a las afueras del teatro Pablo Tobón Uribe, la marcha anti Uribe que se convirtió en plantón, puesto que la convocatoria no reunió más de 20 personas. Este plantón fue escoltado por la tanquetas antimotín, una patrulla de la policía y un escuadrón del SMAD.

Colombia a cielo abierto

..

  • Hay unos que van a cine,
  • otros, prestan películas.
  • Unos toman tintico bien oscuro,
  • otros se hacen agüitas amargas.
  • Unos viajan con mucha pedancia en sus carros,
  • Otros se montan por la de atrás o piden rebaja.
  • Unos, comen diario en centros comerciales, los neoparques del “posmodernismo”,
  • otros hacen fila pa calentar la coca* con su almuerzo (*vasija plástica con almuerzo).
  • Unos, entran VIP como si nada,
  • otros hacen filas de largas colas pa rogar por atención.
  • Unos son operados con urgencia manifiesta,
  • a otros los vendan y les untan Mertiolate y pa la casa.
  • Unos, votan anhelando cambios, sembrando esperanza,
  • otros, se ríen por la tortica partida, la comisión aquella y el contratico de aquel.
  • Unos, nacen en cuna con almohadas en pluma de ganso,
  • a otros los mecen en una teja.
  • Unos, desayunan huevos con jamón serrano, mermeladas y demás arandelas,
  • otros comen su arepita con empeya y la pasan con saliva.
  • Unos, saltan de los edificios altos, hastiados de tanta abundancia,
  • otros se lanzan en el paracaídas de la esperanza.

…Y al uno y al otro, hizo el Señor. / Y lo que yo se, es que Todos Somos Iguales.

Imágenes tomadas en el Día del Fútbol Antioqueño, versión 2009.

Los rituales de despedida

Se quema el sahumerio, se quema el muñeco de año viejo, se queman las cartas viejas, se queman  las ropas malas, se quema la pólvora, se queman los malos ratos, se queman los demonios internos, se queman los diablos externos.

Se sacan las pulgas viejas, se aplastan las cucarachas que amañadas, reposaban debajo de la cama. Se cambia la vacenilla de peltre, se parcha la olla vieja. se cambia la tierra en menguante, se regala la ropa vieja, se remienda el bluyín de Albeiro.

Se saca el colchón manchado, se cambia de sábana el treintaiuno, se buscan las telarañas para enredarlas en el palo, se bañan las paredes sucias, se remonta la tapa mala de un tacón rojo y su par, domingueros de Susana. Se quema eucalipto, se barre y se trapea siete veces.

Se le echa olor a la casa, se prende una vela, se come la uva, se le da la vuelta a la manzana con tres petacas llenas de nada, se llama a la amada, al vecino de otrora, a la comadre vieja. Se abraza, se besa, se llora. Se le dice adiós al año viejo.

Se bebe, se emborracha, se quema. Se matan, se ríen, se queman. Cinco pa las doce y se sale a la calle, se echan Maicena, se le da guaro al desconocido, se invita, se convida, se quedan, goterean y lloran. Se pelean, se matan, se ríen.

En la imagen: lote con basura en el sector de Niquitao. Medellín.

Miradas a la marcha del 28 de noviembre 2008

Montaje de símbolos

Comentario de Marín: Mmm, que te dijera respetado señor Munera? / Pues sí, muy bonito todo, salir a la calle, combatir la indiferencia, alzar una vos firme de aliento a tantas familias, a tantos cautivos, pero…
Qué nos ganamos si con el cuento de los secuestrados nos tienen a todos engolosinados, sugestionados, sensacionalizados y cuando se trata de exigir nuestros derechos como ciudadanos preferimos decir “es mejor no quejarse y ser agradecido”, “hay otros que están peor”, “los ricos lo tienen todo y se quejan todo el tiempo”…mmm… más bien hay muchos que tienen poco o nada y no son capaces de quejarse.

SUEÑO CON MARCHAS EXIGIENDO EDUCACIÓN, VIVIENDAS, ESPACIOS DE ESPARCIMIENTO, ALIMENTACIÓN Y SALUD DE BUENA CALIDAD, CON COBERTURA PARA TODOS Y DIGNIFICANTE.

Imágenes de la marcha del 28 de noviembre de 2008 / Medellín – Colombia / Sector Alpujarra

Mi mirada de la marcha por la paz del 28 de noviembre

Los menos favorecidos: ¡presente, presente, presente!

Las mujeres canguro: ¡presente, presente, presente!

Los churros para la sed: ¡agua, agua, agua!

Las que miran con recelo: ¡presente, presente, presente!

La sandía, patilla fresca: ¡amil, amil, amil pesitos no más!

Para cuando termine la marcha: ¡sancocho de bagre, arroz, ensalada y postre. $8.000!

Dany, la que nuca falta y su crío: ¡presente, presente, presente!

El hombre Cebra: ¡presente, presente, presente!

Los más pequeños: ¡presente, presente, presente!

El que pone la frente a todo: ¡presente, presente, presente!

Marcha por la Paz, 28 de noviembre de 2008 / Poca presencia… Tal vez se está agotando el recurso. ¿A ver qué nos inventamos? Será ponernos a pintar todos los techos con cal y hacer con ello un espejo pa que nos vean desde la luna. Después más fotos

Tan lunarejo questás vos querido

Te veo oculta tras esa máscara que solo me permite ver tu falsa faz de olor amoníaco y color soledad.
Te disfrazas de fiesta y rumbón mientras matan a tus muertos en las calles duras de barrios altos.
Te volviste ajena a mirar para dentro, solo ves la vitrina de lo que se espera tener y acumular en la nada.
Boba y tan soberbia vos, enquistada e inflamada en ostentosas vanidades.

A veces te disfrazás, no te hagás la boba que yo te he visto, bajo la agresiva piel de pústula y postema se esconde tu verdad. Verdad es que no sé cómo haces para vivir, para aguantar recriminación de tus brazos, para escuchar y atender las exigencias de tus patas hinchadas, fecundas de callo abierto.

Te he visto disfrazada y no me habías comentado, pero te he visto, entre cortinas de rojo tinte donde adentro de abrís de patas. Altanera y vagabunda a veces, riéndote de tus hijos por el fracaso de los suyos.
¡Ay, estas ciudades!

 

//Con esta entrada, termino la saga de entrega de disfraces del 31 de octubre de 2008. Todas tomadas en el pasaje peatonal de Carabobo.

Sabor a ritmo, viento y tambor en Jericó

Ponete las alpargatas carajo, no me pisés a pie limpio. Ponete la pollera que ya nos vamos. ¿Qué hicites el café que acabates de coger? Porque la estás mirando a ella que no tiene nada qué ver. Amarrate bien pues, que parecés un atembao. ¿Qué son esos brincos tan desesperaos? ¿Es que tenés mal de sambito?

Eh qué cosita con Rosa, que eterna cantaleta, ya estoy hasta la jeta de tanto de peliar con vos. Pero mirá lo bonita que tas, te sentó bien esa pollera que te pone caderona. Ah pies divinos, mojados por el campo, esas manos de canto que recojen café. Dejame ver un poquito más, vení dame la pruebita, mirá que no está Aurita, venite pa mi lao yo me arrejunto con vos, mirá que me tenés cansao, tres años y sólo arroz.

¡Ven este! Conchudo mijitico, quién le dijo que yo soy de raticos, a mi con esas no señor. Ponete pilas más bien a pelar mazorca, guarde los ameros pa cer bollos después. Limpiate esa nariz, mirá que lo tenés asomao, peinate pues atembao que parecés a Majija el bobo. Y amarrate bien pues ya, subite el cierre mijo, vea todo eso asomao, si querías de aquello, jajajaj andá bañate al lao.

Así, así se me parecen esos coqueteos cuando veo bailes folklóricos. En esta ocasión, uno de los elencos del Ballet Folklórico de Antioquia.

Aire de Tango en Jericó

Al municipio de Jericó se le perdona que no saque el sol a relucir en puente, se le perdona que la bruma mañanera dure todo el día y que el frío se haga eterno. Jericó se debe a la cultura y la tertulia y se debe a los visitantes, agradecidos por tan amables anfitriones. (Suspiro) Jericó de guarnieles y mieles aromatizadas con cardamomo, Jericó cúspide de verdes que se esconden de vez en vez entre los blancos aires de la neblina…

Después de asistir con mi esposa a una presentación artística en el Museo de arte Religioso, dió pena haber pagado 2.000 pesos cada uno, por lo que fue un gran espectáculo de tango. Aire de Tango es el nombre del grupo y de la puesta en escena llevada a cabo en las tablas de aquel lugar, con la participación de la esposa y la hija de Manuel Mejía Vallejo. Un acto para aplaudir de pie y que espero poder verlos de nuevo en algún lugar.

Al salir, el frío no fue muy amigo de nosotros, tratamos de no dejarlo entrar al hotel donde nos encontrábamos, pero insistente él, se coló por los resquicios de un calado en madera, encima de la puerta. Dormimos a la espera de un segundo espectáculo en la noche siguiente: el Ballet Folklórico de Antioquia. Vea más fotos de Jericó:

Mercados Callejeros / Escenas cotidianas / Carne pa los chorizos / Un Jericoano

Topacio brilla entre asfalto y cemento

Un punto fático se culebrea entre afanosos peatones y bancas llenas de pacientes observadores; es naranja y sus rayos llegan hasta mí. Un caminao plumoso y rimbombante sellado con una sonrisa, plumoso por su estola para que no me miren mal, y su sonrisa generosa pero calculadora. No es ninguna boba.

“No me gusta prostituírme” y por eso vende su perico… tampoco me malentendás, perico paisa ques cafecito con leche. Tinto y perico vende por donde su sonrisa vaya iluminando. No es ninguna boba.

Y así andaba el 31 de octubre, día de disfraces. Pero no es el único día en que la gente se disfraza. Antes de votaciones, algunos, sólo algunos se disfrazan también: de mesías, de salvador, de mártir, de amigo, de buen amigo. Poquitos otros, sólo algunos bien poquitos se disfrazan de incorruptos, de corazón inmarcecible que no toca platas ajenas y cuyos bolsillos dicen estar cerrados con dobladillo y nudo ciego. Otros se disfrazan de Romeos sólo para beber de mieles genitales, otros se disfrazan de buseros que montan por la de atrás y mueven la registradora pa que pasés de lado, y así… muchos nos disfrazamos de algo y otros de Chapulín Colorado, bobo, pero inocente.

Carabobo, entre edificios Carré y Vásquez. 31 de octubre, día de disfraces.

Sonrían pues, digan güisqui a ver

Tímidas ellas, muñecas tristes, relleno de trapo, un ojito “apachurrado”, puchero enojado. Un policía desarrapado, mostacho cincuentero, atalaje casero. Bailarina de dos velos, de cabello rebelde. Un súperman ajeno y una religiosa monalisa…

No te limpiés la boca carajo que te borrás el mostacho. Ponete sandalias que a pie limpio no salís. Quitate esa carajada de la cara que no sos nevera pa pegarle pendejadas. Peinate verónica, qué son esas mechas. ¿A vos también te dio por pegarte chicles en la frente?. – No es un chicle. La misma vaina, no sé quién te enseñó esas mañas.

¡Ay Zoila, dejá esa cantaleta! Mirá esos pobres que ni sonrisa mantienen. Si los vas a sacar, sacalos bien… y no los zarandiés que ellos no caminan como vos. Mirá ques el único día que se les puede dar dulcesitos. Consideralos boba, que no van a pagar ellos, por solterona vos.

Plaza de las “Luces” (Qué risa) / Hermosos niños de linda alma, bajo el cuidado de dos madrinas. Sólo extrañé la sonrisa en cada uno de ellos. Aún así son bellos. Octubre 31 de 2008

El Caremula

Qué cuentos de súper heroes, qué cuentos de valientes y villanos… ésta que ven, es una buena máscara para el día de los disfraces. El Caremula, una máscara que habla de nuestra riqueza de burros y pollinos. Como este, deberían entonces haber caretas para disfrazarse de: perro criollo, gallinazo de quebrada, caballo escuálido carretillero, entre otros. Deberiamos disfrazarnos de vendedor de mazamorra pilada, aguacatero, señor que arregla la olla a presión o afilador de cuchillos; pero qué va, aquí nos da pena todo eso, aquí nos gusta es extranjero.

Sinécdoque de un paro

La huella del paso del hombre que se manifiesta y hace oir su voz. La mancha que revela, huella que grita, símbolo de lucha. Del que sabe que somos sociedad y no sólo individuos, del que sabe que hay que fortalecer la autoestima nacional, del que sabe que hay que participar, votar y gritar cuando se debe.

Es el sudor juvenil en la marcha, es la sabiduría del más adulto, todos con su ímpetu presto para la marcha. / Imágenes de la marcha en el paro nacional del 23 de octubre, avenida San Juan Medellín.

Para este post (entrada o publicación) recomiendo dos cosas:

  • El video blog Pura Cybershot, de Juan David Escobar, con imágenes de la marcha
  • De William Ospina, su libro ensayo ¿Dónde está la franja amarilla?

Huella de explosión de papa bomba

guante de látex, anhelo de paz

Proteger a niños es tarea de adultos

¿Sabe usted en este momento dónde están sus hijos? Esta pregunta se pasaba con alguna frecuencia en la televisión nacional en horas de la noche. Y yo me hago otras preguntas: ¿Sabe usted cómo está vestida su hija?, ¿Sabe si su hija de 11 años está muy “mostroncita”, sexy, provocadora?, ¿Le cree usted, padre de familia, la explicación de -Para dónde se fue- su hija?, ¿Se comió el cuento que le dio la niña?, ¿Le creyó que el paseo a la finca no asistirán sino mujeres?. Me hago esas y muchas más preguntas…

Prevenir, sembrar confianza y cosechar sinceridad, son mejores tácticas que lanzar gritos que pasan de moda y se olvidan entre tanta noticia mala. / Imágenes tomadas en manifestación lúdica en la Alpujarra, en pro del cuidado y la protección de los niños.

Alegría, asistencia y color en Fiesta del Libro

Un libro en la mesita de noche, otro en el baño para que la estadía sea entretenida, otro me espera en la biblioteca, uno más en mi maleta y así nos vamos yendo entre las letras del alma de otros. Wiliam Ospina me espera vestido aún de cumpleaños y un bono por el onomástico aún no es intercambiado… Y así nos vamos yendo entre letras y letras y letras y letras. Páginas y letras en la sopa de Mafalda, en el agua del retrete, en las paredes mudas, en las sábanas mojadas, en la tostada remojada en chocolate… ¡Juemadre vicio!

Imagen tomada en la Fiesta del Libro 2008

Pegate a la Fiesta del Libro

En 500 años, cuando mis libros estén enterrados en la tierra, los nuevos terrígenos arqueólogos, descubrirán mi biblioteca personal y podrán extraer de ella mi ADN sembrado en cada saliva dejada en las páginas pares de mis libros. Observarán ellos mi intimidad literaria y mis urbanos gustos de lectura. Se preguntarán por qué marcaba cada libro con fecha, lugar de compra y acompañante al momento de la compra; pero agradecerán hacerles fácil la tarea de recuperación de la memoria de una extinta ciudad.

Se preguntarán por qué los libros eran papel y entonces me clonarán no de una costilla, sino del vestigio digital de mi dedo índice con saliva y grasa dérmica; para preguntarme tal disparate y desperdicio, y les contestaré que lean cualquiera de mis libros rescatados del humus literatus y se enamorarán para siempre de una lectura física, antigua y de papel.

Les contaré lo harto que es leer las instancias virtuales de un pantallazo insípido. Les diré que un libro es para leerse abriendo las virginales hojas de papel y para ser acariciado en cada pasar de página. Que ha de llevarse siempre uno para cualquier lado y que ha de devorarse con intenso aliento. Les confesaré que los libros en papel tienen un nosequé que enamora por siempre, que te ataja y que te ata, que alimenta y que envicia… Y les contaré más cosas por supuesto: el chicharrón, el tintico, la papaya que es buena para el estreñimiento y del agüita de caléndula pa una cantidad de cosas.

Imágenes en la Fiesta del Libro en el Jardín Botánico de Medellín 2008

San Alejo es sonrisa, color y sombra

Alberto alias Beto, Enrique, un japonés, doncella y Rosa María Valencia, llamada Caperucita Roja posan para mí, esperando ser adoptados por cualquier caminante, visitante de la feria artesanal de San Alejo en el Parque de Bolívar, previo estipendio de 5.000 pesos.

Cabe destacar, no sin antes pedir disculpas por la calidad de la luz en la foto, la prenda que viste Rosa María. Un vestido de corte rural destacado por un bolero y la impresión de flores en la tela. De manera conservadora luce aún la caperuza roja y la trenza montañera*. Se ve en ella el paso del tiempo reflejado en su crecimiento extenso, ya alta la niña, continúa con el estigma de su primer personaje infantil: Caperucita Roja.

Lanas y mieles adornan el puesto de esta artesana en la feria de artesanías San Alejo en el Parque de Bolívar de Medellín. Hostias no benditas para ser bautizadas por arequipe, solteritas para ser casadas con el dulce naranja, bufandas, bolsos y lanas.

¿Dónde reposan su silencio ahora?

¿Dónde están los desaparecidos?, ¿Dónde su osamenta si es que volvieron a la tierra?, ¿Dónde están sus carnes vueltas polvo?, ¿Dónde quedaron escondidos?

¿A dónde fue a parar su sonrisa extinta?. ¿Dónde están los desaparecidos? Se fueron sin el último abrazo, se fueron antes de la víspera escrita de su muerte, se fueron diciendo “ya vengo” y nos dejaron con la promesa incumplida, rompieron el honor y no volvieron.

¿Dónde reposan su silencio ahora?

Plantón contra el olvido en la Plaza Botero el día 30 de agosto

Con este evento se quería conmemorar el Dia del Detenido – Desaparecido en América Latina, se  buscaba sensibilizar a la gente común  sobre este crimen de lesa humanidad, llamar la atención sobre las víctimas de la Desaparición Forzada que en el país, según organizaciones de derechos humanos superan los 30.000 casos y en Antioquia, la Fiscalía ha documentado cerca de 7.000 desapariciones forzadas desde el año 1.990. Dicho evento fue organizado por la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos – ASFADDES y diferentes organizaciones de derechos humanos y sociales.

El llamado es a condenar “el crimen de lesa humanidad de la Desaparición Forzada de personas, a rechazar su práctica como un mecanismo para agredir y exterminar a grupos poblacionales, generalmente marginados, organizaciones sociales, políticas, defensoras de los derechos humanos, sindicales,  y a manifestarse a favor de mecanismos efectivos que permitan el esclarecimiento de los hechos, la verdad, la justicia y la reparación integral”.

Desfile a Caballo en la Feria de las Flores

Señores caballistas, el Desfile a Caballo que propone la Alcaldía de Medellín, no es para que mostremos al más borracho, al que le tira el caballo al público, no es para que miren por encima del hombro a los que vayamos a pie, ni para que se crean raza superior sólo porque un bello semoviente les rinde pleitecía.

Señores caballistas, el desfile no es para disfrazarse con la actitud de narcotraficante. Si van a beber, no lo es hasta caer “jinchos de la perra”. A quien van a exhibir es al caballo no a sus prestantes presencias, aunque dejar pasar jinetes ellas y ellos, bellos ellos y abundantes ellas, será imposible. Por favor, es un desfile a caballo, no una payasada de borrachos.

En la foto, mi propio Desfile a Caballo en la carrera Carabobo, una calle peatonal de puro comercio en Medellín, lo mejor que han podido hacer para el centro de esta ciudad.

Más de Colombiacalle 2008

Si la siguiente escena la ven mucho en la calle, dirían “qué hartera esa basura, vea qué muebles tan feos, etc”. Si la escena fuera parte de un “stand” de la marca Diesel, entonces la gente pensaría un poco más y diría “qué buen concepto urbano, cómo está plasmado ese concepto industrial, etc”. Por algo pusieron a Tarzán, un indigente marihuanero a protagonizar con éxito, una valla en El Poblado en Medellín.

No sé como irán el cierre de negocios en Colombiamoda, pero en Colombiacalle se cierran negocios chan con chan, en efectivo pues.

Las graderías de Colombiacalle estuvieron concurridas por diferentes públicos que no se quisieron perder ese corre corre de grasas y repuestos, de almuerzos en coca de plástico, de sueños debajo de un barado camión.

Imágenes tomadas en el sector de La Bayadera en Medellín, zona de mecánicos y talleres. Colombiacalle es un evento ficticio, producto del desespero que me causó no poder ver nada interesante para mí, en las afueras de Colombiamoda 2008.

Colombiacalle 2008

Y entonces me fui por segundo día, a las afueras de Colombiamoda 2008 en Plaza Mayor y nada era novedad para mí y mi cámara. Las mismas caras, las mismas flacas, los mismos chiros y una gran ausencia de medios de comunicación o de montaje de escenarios.

Una presentadora internacional que posaba para la cámara de dos chicas admiradoras, me negó una foto sintiéndose ofendida tal vez porque la foto que le pedí no fue a ella sino a su bolso que tenía un rostro de Frida Kahlo. “No tengo tiempo” me contestó. “Vaya coma…” increpó mi mente.

Así que como no vi escenas que me sirvieran para mi estilo de fotos, me fui a un mejor lugar donde sé que cazaría algunas buenas imágenes o sonrisas; entonces dejé Colombiamoda, pasé la calle y me fui para Colombiacalle, donde me dieron sonrisas gratuitas, me propusieron escenas, me hablaron sin pedancias, me reafirmaron que todos SOMOS IGUALES. He aquí algunas fotos:

1. Modelos de ropa industrial. Tendencia de azules y verdes. Escenografía industrial, mecánica, urbana.

2. “Stand” de ropa industrial prelavada. Escenografía acorde al tipo de prendas.

3. Stand itinerante de prendas “Prêt-à-porter”, ropa interior casual, prendas en algodón y poliéster

4. Modelo con boina en color básico, crudo que genera contraste con su piel. El concepto es “Mi bella Cuba”

Y así… la verdad es que pasé mejor en Colombiacalle que en Colombiamoda, por lo menos las sonrisas allí eran sinceras y abundantes y yo hice la digestión de mi almuerzo un poco más tranquilo. !Mucha pedancia, mucha pluma de pavo real, mucho orgullo.

Imágenes tomadas en La Bayadera, zona de mecánica automotriz en Medellín – Colombia

Otras pintas en Colombiamoda 2008

Esta es la colección Verano – Alegría en las afueras de Plaza Mayor, en el desarrollo de Colombiamoda 2008. En esta versión ya hay demasiado calambombo desfilando de aquí para allá, exhibiéndose y luciendo sus extremas pintas.

No estoy en contra de la pasarela o de la moda, por el contrario me encanta, pero da risa algunos personajes que lucen bajas autoestimas ocultas entre chiros y chilangos. Otros personajes fuera de lugar, pintados de viejo verde con cámara en mano. Otros salen felices con kilos de publicidad y material de mercadeo. Algunos derramando babas al pasar de la farándula criolla.

¡Mucha flaca! Cómo extraño a esa mujer rolliza que desfilaba orgullosa de ello. Cómo extraño los tiempos en que se medía la salud porque el niño estaba gordito, sano y cachetón.