Del corazón habla la boca

Señoras y señores, “leidis y yeneman”, no es de pobreza de lo que trata mi blog, no es la pobreza, el tema de este espacio -que es para ustedes y para mí-, no son pobres a quienes registro con mi cámara, no me gusta la “PORNOMISERIA”. Por eso es que no me gusta tomar fotos a indigentes. lo voy a decir en mayúscula: NO ME GUSTA LA LÁSTIMA Y TAMPOCO PRODUCIRLA NI DESPERTARLA.

Mi blog nace de una temática abordada en una clase de Comunicación Visual de la Corporación Universitaria Remington en Medellín. Hace parte de mi continuo proyecto de investigación visual junto con el tema del ÁLBUM FAMILIAR. Simplemente, no es mi estilo ponerle a mis textos, un lenguaje estrictamente académico, difícil, denso o parco. Me gusta llegarle al común de la gente, al ciudadano de a pie como yo, el común y corriente.

No se por qué algunos -muy pocos-, -poquiticos-, se empeñan en asociar mis fotos con la pobreza. A ellos, esos poquitos, les cuento que esta bitácora habla de la COTIDIANIDAD, de las ESTÉTICAS DEL CONSUMO, de las nuevas CONFIGURACIONES de los objetos, de lo SENCILLO, de lo COMÚN Y CORRIENTE, pero que a muchos se les volvió paisaje y que pasa desapercibido al análisis. Es decir, ven, pero no ven más allá, no reparan, no analizan, no valoran, no se ríen con risa cariñosa.

A la par de mis clases en la Remington, doy dos cátedras en la Corporación Universitaria Minuto de Dios, donde tengo como uno de mis objetivos principales, quitarles a mis alumnos el concepto de que son pobres, ya que algunos así se consideran. Una cosa es una economía sostenible, o los bajos recursos económicos, pero considerarse POBRE es palabra mayor, de alto calibre: la pobreza es un estado mental que no solo involucra lo económico, incluye una malsana aptitud y actitud ante la vida.

Ejemplo: A un barrio marginado le instalan teléfonos públicos gratuitos. En menos de un mes, los teléfonos son dañados, las cabinas baleadas, quebradas y rayadas. Ese teléfono estaba para prestar un servicio de parte de empresas del Estado. ¡Quienes dañaron el aparato y su equipamento son para mí POBRES! / El mismo ejemplo con los baños públicos.

Mis alumnos del Minuto de Dios, ya están cambiando la palabra pobreza por otros términos más exactos cuando exponen algún tema y ello me tiene feliz. Sé que este espacio ha servido de tema para algunas cátedras universitarias -así me lo han chismoseado- y sé que esos maetros no han utilizado el término POBREZA para referirse a la temática mi blog. Sé que hablan de Comunicación Social, de Diseño Gráfico e Industrial, de Arqueología y Antropología, pero de POBREZA NO. Que uno tome fotos de barrios periféricos, o ubicados e las postrimerías que es lo mismo, no indica que tome fotos a la pobreza: la pobreza es un concepto, no una substancia. / Del corazón habla la boca, reza en la biblia.

Y como hoy la Barbie está cumpliendo 50 años, he aquí las barbis de la casa de mi madre:

Muñeca barranquillera, otrora blanca. ¡Sí, en serio! la muñeca era rosada como la de la siguiente imagen. Se la regaló Rocío Puerta Zapata, madrina de mi mamá en 1954, es decir, hace 55 años. La tía Sebastiana se la llevó para la ciudad de Armero y luego se la entregó a tía Petronila, quien la tuvo en La Dorada otros añños más. Regresó al seno de mi madre años después y reposa en la esquina de los rituales en casa de mamá.

Así no lo parezca, el siguiente muñeco es eso: muñeco, no muñeca. ¡Tiene su pipicito y todo! / Se lo regalaron en el Hospital San Vicente de Paul a mi hermana cuando sufrió Púrpura. 10 años después, a mamá le dió por cambiarle la ropita, ahí fue cuando vieron que era muñeco ¡10 años después! / ¡El problemita es que todos los vestidos que le hace mi abuela son pa niña!

Portacomidas de madera, mide cuatro centímetros. Se lo regaló Jesús Vélez, amigo de mi abuela, a mi madre hace 56 años.

7 comments

  1. Eliana   •  

    otra vez yo. Una cosita de s y z. Rosada, la palabra que se refiere al color es es con s. La otra rozada es de ser tocada o acariciada: “rozar con el p’etalo de una rosa” :)

  2. Angela   •  

    Hola Carlos, estoy de acuerdo con Eliana, “bien dicho”, si sr; definitivamente hay mucha gente que solo ve, no observa, solo ve las cosas en frente, como para no chocar con ellas y ya, gente que no sabe apreciar la belleza en cosas simples, como las que tu fotografias, dandoles un sentido estetico, y agregandoles hermosos, o algunas veces jocosos comentarios, pero nunca haciendo burla, y mucho menos inspirando lastima; muestra de ello es que casi siempre presentas a tus personajes con nombre propio, y pidiendo siempre su autorizacion.
    Como decimos en mi casa: “Pobre el que es pobre de espiritu, ese si es pobre”.
    Saludos desde Weston. Angela.

  3. sacuva   •  

    Hola Carlos Múnera.

    Su propuesta es muy buena, se lo dije en comentarios anteriores. Nada de su trabajo es cercano a categorías como la Miseria, la lástima o el combatiente sentimiento de la caridad. No se trata de un juego de Pornomiseria y de ver si lo periférico es lo pobre. El juicio siempre vago e ignorante de unos pocos sigue sesgando las miradas y la maravilla de reflejar lo cotidiano en lo que somos todos nosotros. Yo me identifico con las fotos de las barbie de su madre o el personaje de las medias de seda, porque habito la ciudad, vivencio los personajes y las historias. Igual que usted siempre hago la invitación a mis estudiantes de la Uniminuto a darle un valor mayor a su vida y no resignarla en la categoría de pobreza. Es un trabajo bello cuando hay un resultado al enseñarles a valorar su mundo, a observar y abrir sus mentes al conocimiento. Para mí la pobreza puede ser hacer mal uso de lo público en general, es pobreza quién se roba un libro de las bibliotecas. Es pobre quién no tiene sentidos, ni ideas , ni ganas por conocer .

  4. Christian Sucerquia   •  

    yo apoyo lo que dice…

  5. Adriana Burns   •  

    Es cierto que en muchas sociedades, ( sino en todas), la definicion de pobreza esta continuamente ligada al valor de la moneda o mas bien, a la cantidad de dinero que un individuo o grupo familiar posee para sustentarse y sobrevivir.Pobre es aquel que no tiene casa carro y beca; pobre es aquel que carece de humildad cuando no quiere aprender del pasado; Pobre es ese individuo que piensa que vale mas que otro, aun sabiendo que esta completo.

    Carlos, no se si me recuerde pero yo si lo recuerdo , y permitame decirle con el maximo respeto y carinoso afecto, que uste es uno de esos paisas que cada dia se hace mas invaluable. Continue con esta ardua tarea que es la de hacer ver a la gente la verdadera definicion del ser humano: alguien que aun sin tener los millones de los dineros del mundo, debe de considerarse, de los mas valiosos y lo mas importante, IRREPETIBLE.

    Gracias Parce y siga pa lante con todos. Yo lo ayudo!!!!

  6. María Eugenia Orrego   •  

    La verdad yo no me había dado la oportunidad de leer y saborearme con unas historias tan bien vistas y bien contadas, me parece que estoy haciendo el recorrido con tigo Carlos, me encantaría conocerte son tan pocas las personas que como tú llaman las cosas por su nombre y con la altura que cada una de ellas tiene, no hay como las personas sencillas, los que realmente viven y comparten, son seres lindos
    Por favor cuentame entre una de tus fans, me encanta tu estilo literario y tu gran forma de ser.

Responder a Eliana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>