“Dios es el propietario de este negocio…”

Bajo el verde hospital, un verde muy presente en las clínicas del extinto Seguro Social, están las maderas que limitan el territorio de unos artículos ordenados de manera estratégica para su venta. Una caja, conocida en Medellín como chaza, hecha a mano con amor evidente, con calidad, calma y paciencia.

El los municipios alejados de las capitales, los relojes funcionan de otra manera: se percibe el tiempo de manera lenta. La calma cobija a los habitantes y la parsimonia está presente en mucha de sus actividades. Son concientes que la ineficiencia produce mejores obras, pues son hechas con calma y sin prisa (Un concepto de Max Neef).

A Sonsón lo percibí sin prisas, sin personas corriendo por calles y aceras, sin carros ni motos atacados por llegar primero. En municipios así, las cosas pequeñas se perciben mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>