El Chavo del 8 ó el hombre duplicado

* ¡Ay mija!, ¿ese no es Roberto Gómez Bolaños?
– ¿Será? / Pero que pecado, mirá como está de acabado
* ¿Acabado? pues miralo que está pidiendo plata y todo
– Y mirale ese ojo todo picho
* Lo que hace la televisión, con razón mi mamá me lo tenía prohibido
– Yo a Nelson el menor, no le dejo ver televisión. Va y acaba como el Chavo ese
* ¿Y vos tampoco estás viendo la televisora?
– ¡Oigan a esta, vos crees que me voy a perder la novelita como está de buena. No ves que él ya la besó?
* ¡No jodás!
– ¡Pa que viás!

José Saramago sorprende siempre con sus historias irreverentes, ilógicas, análogas a la realidad política y económica. Ya no sorprende para quienes lo leemos, en su frecuente uso de las comas (,), en las opiniones insertadas a la ficción de sus personajes. Saramago mete la cucharada* de manera acertada, personal, crítica y reflexiva. El Hombre Duplicado es otra de sus obras y me lo trae a la memoria, estas fotos tomadas en la Plaza Botero o Plaza de las Esculturas.

Este es Luis Eduardo Campos, un bogotano, artista de la calle y duplicado de El Chavo del 8, personaje de Roberto Gómez Bolaños. Estuvo de visita en la semana de la Feria de las Flores 2009, semana, por cierto, de boyante recaudo en mendicidad, trabajo callejero y ventas ambulantes. La segunda imagen revela a Luis Eduardo posando con el original Chespirito y con Florinda Meza.

Meter la cucharada: Meterse en un tema ajeno. Participar sin ser invitado. (Yo)

4 comments

  1. Carlos Torres   •  

    Hombre esto me recuerda los alumbrados del 2007, habia un Chavo bailando debajo del puente de la 33 y mi primita una niña de 5 años pregunto muy sorprendida. “y el chavo que esta haciendo por aqui en Medellin”. Como raro si o no.

  2. Javier   •  

    Me parece una crítica un tanto destructiva para la labor que realiza el artista callejero. Los términos utilizados y que invitan al buen sentido del humor no cumplen su objetivo, y no parecen ser la redacción de un crítico profesional y es evidente la ofensa que realiza al personaje en cuestión. En una crítica de esta índole , debe prevalecer la armonía y el respeto por las personas.

  3. tere   •  

    El Chavo Colombiano para mi si es un gran artista callejero y le ha traido alegria a muchos niños. Lastima que los adultos no seamos como ellos, los niños,l leales, felices, sinceros y sin eso que tenemos los adultos, decir cosas para ofender y herir a los demas. Los niños son sinceros pero dicen las cosas como las sienten. Los adultos decimos cosas para mostrar lo que hay en nuestro corazon. Y muchas veces lo que tenemos dentro es mas feo de lo que parece. Hasta donde mi profe me enseño, la critica siempre era constructiva. Por eso concluyo que el sr. critico del Chavo , es una persona comun y corriente que no tiene nada de critica porque al contrario, son destructivos sus comentarios. Làstima encontrarse con personas que tienen tanta tristeza en su corazon que se desahogan en su trabajo. Que Dios lo bendiga sr. critico.

    • Carlos Múnera   •     Autor

      Respetados Tere y Javier

      Nunca me ha gustado justificar mi trabajo o mis letras. Creo que el trabajo debe hablar por sí solo. Con el primer diálogo no busco burlarme del personaje, pues no es mi voz –editorial- la que habla; se trata de una puesta en escena sencilla que recrea un diálogo cualquiera, ficticio, que podría darse en el contexto popular. En ese diálogo deseo evidenciar el asunto de la percepción, de cómo la televisión o los medios nos dan una imagen y la realidad puede ser otra. De cuán ligeros podemos ser nosotros, que en un momento estamos hablando de esto y más tarde ya se nos ha olvidado y estamos criticando lo otro. De lo tanto que somos superficiales en algunos momentos y solo nos importa el vestido, la apariencia, la imagen, la belleza externa.

      No se dejen engañar por los “diálogos caseros”, en ellos, pongo la voz de muchos -incluyéndome-, la voz del pueblo, la voz de los inconscientes, la de los superficiales; o la de los que sufren, de los que anhelan.

      Por eso es que remato, ahí sí con mi voz, trayendo la referencia de José Saramago y su texto El Hombre Duplicado, que nos pone a reflexionar sobre quién somos, si iguales, si distintos, si copias o sobre quién es original en un mundo de pares.

      Los invito a revisar las etiquetas “Estatuas Humanas”, “Personajes” y “Ventas Ambulantes”, donde lo que más quiero expresarle a los lectores, es la valoración por el otro, por los seres menospreciados o los mal valorados. Extraigo un breve párrafo de la sinopsis de este blog: “…Una exaltación a lo humano, los oficios, lo menospreciado, lo no percibido, lo desconocido; con expresiones populares resaltadas de vez en vez con un poco de humor”.

      Los invito a darse la vuelta, a discrepar, a dejar sus opiniones como lo han hecho, con respeto como se deja ver en sus palabras; los invito a opinar, a no estar de acuerdo. En la diferencia con respeto es que se construye conocimiento o, por lo menos, tolerancia. Gracias por sus comentarios tan respetuosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>