El dulce sabor de la naranja

¡El que es bonito, es bonito! Sentencia aplicable a mi substancia, un poco aminorada por la vista aquí expuesta. ¿Me preguntaron si quería exhibir la imagen? Por supuesto que no, cosas de mayores que le dan por evidenciar nuestras debilidades estéticas a todo el mundo.

En mi camino por conocer nuevas sensaciones me encontré con este sabor… ¿amargo, dulce? ¿cómo le llaman ustedes?, no tengo el campo semántico para ampliar mis actuales descripciones. El caso es que me gustó la naranja, aunque parezca que mi rostro no la aprueba.

Ahí les quedo a mis seguidoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>