El negrito aquel

Sigamos con esta saga involuntaria de los muñecos de la casa de mi madre y mi abuela -que es la misma-. Sigamos desnudando los secretos de las repisas que cuelgan en la paredes. Este negrito ahí donde lo ven, no es ningún niño -como creería uno-, no es ningún infante sin experiencia de la vida; este negrito, tan tieso y tan majo, tiene la bobadita de 55 años. ¿CINCUENTAICINCO AÑOS? así es, es todo un señor, hecho y derecho pero sin prole alguna. ¿Y por qué sus prendas desgastadas, como sarrapastroso? Pues te cuento que sus prendas tienen la misma edad que él, ropas que por cierto, hizo mi tía Sebastiana, a la que le encantaba muñequiar a cada momento.

¿Y el negrito es hindú o algo así? No nada, cosas de Sebastiana que lo vistió así. / Muñeco de 4 centímetros.

¿Querés ver más muñecas de la casa de mi madre y abuela?

3 comments

  1. Eliana   •  

    El huequito del pantalon parece un corazoncito… no?

Responder a Rafael Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>