Fotocopias campestres y cremas salvajes

Nunca entenderé porqué le cobran a uno por una fotocopia algún valor fijo ($100), pero si es ampliación, cobran el doble ($200). Dicen ellos: “…es que gasta más tinta”.

Lo curioso de la situación es que si le digo al fotocopista que, efectivamente, saque una ampliación y, a esa ampliación, le saque una fotocopia; por todo me cobrará $200 + $100= $300. El precio doble cobrado por las ampliaciones es un simple sofisma, un cuento chimbo que le meten a uno.

Para los que estudiamos diseño antes del advenimiento de los software para tal disciplina, nos tocó sacar fotocopias de alta calidad y con indicaciones como esta: “Mirá, este logo tiene 3.8 centímetros, ampliámelo para que quede en 5.3 cms.”. Efectivamente, el ilustrado fotocopista hacía una regla de 3: si 3.8 es el 100%, el 5.3 cuánto será. (5.3 x 100 / 3.8 = 139). El operador de la máquina indicaba a la ampliadora que lo hiciera al 139%. Vaya dígale eso a cualquier fotocopiador a ver cuánto se demora explicándole tal procedimiento.

PD. No todos los fotocopiadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>