Las crías de Sasha, sin padre reconocido

Sasha, en la imagen de pelo blanco y negro, medita con insistencia la procedencia de sus dos crías: Pola y Polo. Medita aquellas correrías al lado de sus dueños donde conoció otros de su especie. ¿Sería Mote, aquel brinconcito que se mantenía en los cafetales allá en la vereda Pueblito de San José?, ¿sería Beto, perro faldero de los recolectores en aquel verano?, ¿sería Lucho, el más feo de todos, combinación de hiena con zarigüella, producto de tantos cruces bajos?. Tuvo que ser uno bajito, murrapito como sus crías, inquieto y refunfuñador, pelador de dientes y colmillos. Tuvo que ser un amor del pasado verano, pero ¿cuál de todos?

1 comment

  1. Dora Galeano   •  

    Hermosos! Sasha no medites tanto, lo que paso,paso. Total polita y polito estan lindos, total la gente siempre habla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>