No coma cuento, coma chicharrón

  • Los cerdos no tienen la culpa de los experimentos genéticos.
  • Del cerdo, muchas órganos sirven a la medicina del hombre.
  • De sus representaciones en polímeros, hacemos ahorros infantiles -se recomienda no practicarle cesárea antes de tiempo-
  • Del cerdo, los antioqueños comemos uno de los mejores binomios alimenticios: arepa con chicharrón.
  • Del cerdo y su menudo, creamos populares y grasientos platos: morcilla, chunchurria, buche. Dulce de pata, gelatinas.

Este animal es quien mantiene al colombiano, unido a su pasado politeísta, donde se sacrificaban animales a los dioses, en combinación con el fuego. En los últimos días de cada año, y como un ritual escatológico, cientos de cerdos son sacrificados y el humo del sacrificio, ascendido a los cielos como ofrenda fragante a los paganos dioses. No sin antes, realizar un jolgorio de burlas y parlanchinas fiestas. ¡Pobres marranos!

Imagen tomada en el Centro Comercial Medellín, contiguo a la Plaza Minorista.

2 comments

  1. Gloria E   •  

    Qué imagen tan bacana Múnera! Me encantan la composición y los colores, la posición de los marranos, el detalle de la canasta y los macheticos al lado.
    … el marranito… para mí, es lo mejor de tener alcancía, pero cuántos son violados para ajustar un pasaje o, como decís vos, para sacarles algo antes de tiempo… Los de colores y de plástico también son sacrificados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>