No hay que ir hasta el Oriente por sabiduría…

Papá insiste en que le preste mi columna para él contarles algo, no me dijo qué, espero no me haga quedar mal ante la multitud de mis lectores. ¿Sonó egocéntrico?¡Qué pena! si así fue la percepción. Cedo, pues, mi espacio al progenitor a quien debo respeto, que cuide su lenguaje y no use mal sus letras. Jacobo.

Hace poco, en La Ceja, Convento de Betania, Jacobo disfrutaba el absoluto silencio que acompañaba el ambiente, un ambiente que invita a la interiorización, el silencio y la contemplación. Una mariposa volaba con su vuelo intermitente y Jacobo se alegraba de dicho volar. La mariposa reposó en mi mano y Jacobo se sorprendió una vez más. Luego, intenté hacer que la mariposa pasara a la mano de mi hijo cosa que efectivamente se dio. La mariposa reposó en la mano de Jacobo y dicha imagen se quedó en la mente de mi hijo, al punto que cuando digo mariposa, él señala su mano derecha con la izquierda.

Esta mañana, Jacobo iba en el carro, solo en la parte de atrás y me pidió, con sonidos y señas, que le abriera la ventana del coupé, al abrirla, se alegró y puso su rostro en posición de recibir el viento que inmediatamente comenzó a entrar.

¿Que pa qué les cuento esto? Pa qué creen que es… El que tiene oídos que oiga. Les seguiré contando semejantes enseñanzas.

El papá de Jacobo. ¿Y quién reeduca al papá? la mamá de Jaco.

6 comments

  1. Lisímaco Henao Henao   •  

    Carlos, muchas gracias por tu visita a mi blog y tu comentario. Este sitio que tienes me gusta mucho. Esta historia de Jacobo me recuerda algo con respecto a la palabra Psicología y es esto: ¡debe escribirse com “P”!, porque psyche significa alma, pero ¿sabes qué?, también significa “mariposa”, ese ser sutil, frágil, delicado y que ha pesar de que muere sigue viviendo en la transformación… como tantas muertes y transformaciones vivimos durante nuestra vida. Y Jacobo,como todos los niños, ya lo sabe. ¡Un saludo para él también!

  2. Alberto Mejía Vélez   •  

    Carlos creo que Jacobo está llegando a los cómo, cuando y por qué. Es ahí, el momento que los padres deben orientarlos para que lleguen a ser hombres de bien untándolos de naturaleza, de amor y respeto para que sus vidas no se marchiten antes de tiempo…
    Te aseguro estimado amigo que Jacobo, se parece un “gamonal” de pueblo. Que Dios lo acompañe siempre.

  3. Naty Tru   •  

    Un abrazote a Jacobo. Prometo que antes de que acabe el año, iré a hacerle la visita!

  4. Diana   •  

    Muchas gracias por sus bendiciones, Naty, tu sabes que eres bienvenida cuando quieras ir…

  5. Andres B   •  

    Como crece Jacobo…
    Carlos creo que antes que termine de crecer, Jacobo tiene otro par de lecciones que enseñarte.
    Ellos, los niños son los grandes maestros. y nosotros… bueno al menos intentamos educarlos.

    Un abraso para ti y tu familia, disfruta al máximo de esta bella aventura de crecer con tu hijo.

  6. Pingback: ¿Deseas conocer un lugar magnético y lleno de paz? | Carlos Múnera – Somos iguales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>