Obleas con arequipe

En muchas cosas soy tradicional, como en el comer oblea. Me gusta, simplemente, comerla con arequipe, y ahora que hay mayores descubrimientos, agregarle crema de leche para bajarle un poco el dulce que por momentos hostiga.

El liberalismo en las comidas y la necesidad de variar de receta, ha llevado a que hoy en día la oblea sea vendida con demasiados ingredientes como para saborear cada uno de ellos: arequipe, leche condensada, queso costeño, bolitas de colores, chispas de chocolate y la ya mencionada crema de leche.
¿Cómo alcanza alguien ha disfrutar tantos sabores en una sola servida? Por lo menos yo no puedo, prefiero disfrutar una breve combinación que me haga saborear sencillamente un buen rato.

Mi madre quedó en deuda conmigo al prometer que me compraría una máquina para fabricar obleas, ya que ella conocía la receta para prepararlas… -Oiga, Marlene, ¿qué hubo pues de la maquinita? Han pasado 30 años y nada, mija.

La de la imagen las venden en Comfama de Rionegro.

5 comments

  1. Angela   •  

    Hola, Munera.
    Me alegro de decirte que esta vez ya no me siento por aludida, porque ya dentro de unas semanitas estare nuevamente en mi bella tierra, saboreando TODOS y cada uno de los antojos, con los que me has “humillado”, estos a#os.
    Viajar, conocer, disfrutar de lo nuevo, siempre sera muuuuuy satisfactorio….regresar es pura felicidad.
    …..Si yo se; aunque sea con las “consabidas”, chocolatinas, por ahi me manifiesto. Jajajaja!!!!
    Un abrazo. Chau.
    Angela.

  2. diana   •  

    tienes toda la razón solo con arequipe y crema de leche son las mas apetecidas aunque con diversos ingredientes de cuando en cuando son ricas… creo que debería existir el día nacional de la oblea

  3. JOHANA ORTIZ   •  

    QUE DELICIA ME ENCANTAN LAS OBLEAS Y ME GUSTARÍA VENDERLAS PARA QUE LAS DEMÁS PERSONAS SE DELEITEN COMO LO HAGO YO CUANDO ME COMO UNA DE ESAS.RICO RICO UMMM

  4. Mercedes Cerón   •  

    Y si en lugar de crema de leche hacemos una salsa de moras y se la colocamos encima del arequipe…. queee delicia por favor.
    Viví en mi niñez en Bogotá Colombia y el paseo con Mi Papá y Hermanas era ir a La Calle 100. Allí vendían unas obleas que hicieron Historia en mis papilas gustativas y en mi cerebro .jajaja, no he vuelto a probar unas iguales…Recordar es vivir. Y a Carlos Múnera; Gracias por esta Página

Responder a JOHANA ORTIZ Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>