Offside – Fuera de juego – Fernando Alirio López

Offside.

Esta mañana a la 1:10 a.m. me espantaron. Una grabadora que hay en el cuarto se prendió y unas letanías que transmitían a esa hora por una emisora católica me despertaron: “Ruega por nosotros… ruega por nosotros… ruega por nosotros”, alcancé a escuchar. Me levanté y me acerqué hasta donde estaba la grabadora y, a tientas, busqué la perilla que estaba ubicada en “Radio”, para volverla a poner en “Off”. Me acosté de nuevo y le dije a Diana, mi esposa, “nos espantaron”.

Esta mañana, mientrs esperaba que pasara el “pico y placa”, recibí la llamada de un compañero de trabajo para decirme que, Fernando, mi otro compañero de contrato había fallecido de un paro cardiaco. Llamé a mi esposa y le dije: “ya sé quién nos espantó esta mañana”, y le conté el resto.

Fernando Alirio López Castaño, fue mi compañero de contrato desde hace cuatro años hasta ayer que, en plena carrera Carabobo, su vida en la tierra del espacio-tiempo terminó, para continuar no sé dónde. Me aborda la tristeza porque, además de compañero de trabajo, le faltó una semana para ver mi libro publicado por la UPB, donde él me hizo una voluntaria corrección de estilo pre-edición, hace dos años aproximadamente. Esa gratitud quedó consignada en la página de los agradecimientos; párrafo que, por cierto, me corrigió también ante una palabra que no le pareció la adecuada.

Su familia acaba de llevarse sus cosas del cajón, aprovechando que sabía dónde guardaba la llave del mismo, escondite de donde nos autorizó a sacar la llave “Por si algo…”. Cuenta la familia que, con el cuerpo de Fernando en el suelo, los ignorantes del ser tomaron de sus pertenencias y le robaron algunas joyan que cargaba para acicalar el cuerpo. -¡Ah, maldición que acarrean los vivos para sí!-

Fer, te fuiste antes del lanzamiento donde lo segundo en el orden de la reunión era decirte “Gracias”, por tomarte como tarea voluntaria tu aporte como Filólogo, como conocedor del idioma, como corrector y escritor. No sé cómo será eso en lo no-físico, pero muy “charro” vos ponerme esas letanías a esa hora. ¡No perdés tu sentido del humor! Tu ejemplar del libro lo recibirá tu familia.

Fernando Alirio López. Filólogo de una universidad Rusa. Traductor del ruso al español. Citado por varios autores en el tema de “Narratología” o en lenguaje y pedagogía. Autor de un libro de poesía y coescritor de otro que mañana les traigo el nombre. Algunas de sus crónicas están en nuestra página de la Secretaría de Educación de Antioquia.

Imagen Lea en Seduca: El Viajero seguirá contando historias ¡más allá!

1 comment

  1. César Arbeláez   •  

    Que buena entrada para una salida. Ojala, los usuarios de las redes entendieran que es mejor exaltar la vida que desentrañar la sociedad con comentarios dañinos. Ojala las personas entendieran lo valioso de ser humano para evitar más muertes violentas y el respeto para los que se agota la vida en la vía pública. Ojala tantas cosas. Sin duda de la nobleza del corazón habla la lengua y yo creo que por eso me gusta darme una pasada por acá para aliviar un poco el alma. Estoy que me leo el libro. ¡Salud para vos y los tuyos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>