PaS y amor

Esa tarde el viento hacía ondear la bandera que cubría el cuerpo de este anónimo monumento itinerante. Tal vez registrado por alguna prensa, el hombre Pas, demostraba los secretos de su rostro y exhibía orgulloso su faz y su antifaz. Las manillitas revelaban el sentido del viento mientras un mensaje de amor y paS quedaba en cada transeúnte que con afán dejaba su incentivo monetario.

Estatua Humana en el Parque de Berrío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>