Recorriendo Bogotá en taxi

Taxistas, sicólogos del pueblo, orejas del estado, ambulantes solitarios, escuchas del dolor, hinchas de todos, críticos de fútbol, analistas económicos, economistas, ahorradores de gasolina, expertos en mecánica, groseros algunos, buenas papas otros, callados pocos, conversadores eternos la mayoría, preguntones, voyeristas, expertos observadores del pasado a través del retrovisor.

Vejigas a reventar, hemorroides frecuentes, brazo izquierdo bronceado, calor sofocante, vidrios abajo, maniguetas malas, sin devueltas, ¿tiene menudita, reina?, barriga pronunciada, piernas flacas, dolor de espalda, almuerzos a las tres, comida ya veremos… “Hoy no, mi amor, que estoy cansado”.

Taxista de Bogotá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>