Rodrigo, Medias de Seda

Quise tomarle la foto como voyerista que se complace en la gestualidad humana. Quise acercarme despacio, como cazando una presa visual. Quise capturar la luz de su substancia… ¡pero me pilló!

Y entonces como él ya me conoce, me acerqué y le saludé como siempre que paso por Carabobo a las siete y cincuenta de la mañana. A esa hora, Rodrigo, así se llama este amigo, espera que el dueño de una cacharrería le regale siete cartones para el reciclaje. Y digo siete cartones porque la verdad es que no recicla más de lo que alcance a amarrar con un trozo de cabuya.

Ya le había tomado fotos a Rodrigo, dándole en contraprestación, monedas para el tinto en diferentes mañanas. Quise simplemente, hacerle su foto estudio para que quede de él memoria.

¿Quieres saber más de Medias de Seda?

2 comments

  1. Alejo   •  

    Que bonito!!!!, conserva su elegancia a pesar de las vicisitudes, vacano eso hpta!! con sus manos trajinadas del trabajo pero con su traje impecable. Deinitivamente en la calle hay gente muy bella, en la tercera foto de abajo hacia arriba no se sabe si el personaje se quiere reir o si esta bravo, curioso esto!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>