“Sana que sana, culito de rana…” Un estribillo que ha sanado a muchos

Cuántas caídas, con sus respectivas raspaduras, fueron sanadas por las melodiosas notas de este estribillo materno -en mi caso-, y desviavan nuestra atención a esos labios cariñosos que recitaban unas notas con sanadora armonía.

Cuánto era el amor con que nos fue cantada la infantil tonada, que perdíamos el sentido de que nuestra sanidad no se diera, quizás “hoy”, sino que la ‘enfermedad’ se pospondría otro día más: “sanarás mañana…”

Aún se recita la letra medicinal con su sonsonete. Aún se canta y miles son curados. Aún se canta y se pasa de generación en generación, este tema de quien desconozco su autor, pero que alimenta nuestra tradición oral.

Imagen tomada en Sonsón, subregión Oriente, Antioquia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>