Se cumplió: Todos ganaron con los Juegos

Incalculable es la ganancia económica que le dejaron los IX Juegos Suramericanos Medellín 2010, a la economía formal e informal de la ciudad y de algunos municipios del Departamento de Antioquia. Empleo y turismo, fueron los renglones de la economía que se vieron impactados de manera positiva por la realización de los Juegos en Medellín y en sus ocho subsedes deportivas.

El sector de la construcción se benefició con la remodelación en urbanismo de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot y la creación de nuevos escenarios deportivos como el Coliseo de Baloncesto Iván de Bedout, el Coliseo de Voleibol Yesid Santos, el Coliseo de Combate, el Coliseo de Gimnasia, el Complejo Acuático, la Unidad Deportiva Andrés Escobar, la Bolera y el Campo de Tiro con Arco; además del levantamiento de la Villa Suramericana donde se alojaron los deportistas.

La carrera 70 fue intervenida en su mobiliario urbano para recibir a la cantidad de visitantes, propios y extranjeros, que participaron de una u otra manera en esos juegos que se realizaron del 19 al 30 de marzo de 2010. Esta vía también alojó a una cantidad de artesanos que bajo sus toldos, ofrecían todo tipo de productos, manuales e industriales, algunos con el logosímbolo de los Juegos: banderines, vasos, camisetas, gorras, bolsos, escudos, llaveros, bolígrafos y otros muchos, que con el sello de este evento, atraían la atención de potenciales compradores.

Los canales locales y regionales estuvieron en alianza, transmitiendo el desarrollo de las justas deportivas que se originaban desde todas las sedes: Bello, Copacabana, Envigado, Guarne, Guatapé, Itaguí, Rionegro y Sabaneta. Telemedellín y Teleantioquia transmitieron los juegos 22 horas al día con programación en directo y en retransmisión, respaldados por la Comisión Nacional de Televisión que aportó una cifra cercana a los $1.400 millones de pesos.

Las empresas tuvieron el momento propicio para dar a conocer o posicionar sus marcas a través de la publicidad que lo invadía casi todo: televisión, radio, internet, prensa, pasacalles, vallas, postes de iluminación, objetos de merchandising, entre muchos otros. Coca Cola, patrocinador oficial de los IX Juegos, ubicó varias ‘fuentes’ de vapor de agua fría para refrescar a los visitantes que se gozaban, bajo un sol ardiente, una programación, que se les presentaba de manera novedosa y gratuita. La respuesta por parte del público fue exitosa: propios y turistas llenaron cada una de las sedes y subsedes deportivas que permitían ver la ejecución de los 31 deportes que tienen competencias en los Juegos, lo que movió el flujo de ventas de la economía formal e informal. Varios almacenes del Centro Comercial San Diego, de Premium Plaza, Mayorca y de El Tesoro; tenían promociones en vinculación a esta temporada de los Juegos, y otros almacenes, en otros centros, repetían la misma estrategia de mercadeo. Los 14 centros comerciales de la Alcaldía de Medellín también se unieron a la estrategia y adoptaron cada uno, un país participante de las justas, así lo dijo a Cultura E, Boris Montoya Jaramillo, coordinador de los Centros Comerciales de la Alcaldía de Medellín.

Las cifras no paran ahí. La organización de los Juegos y Medellín Convention & Visitors Bureau, seleccionaron y capacitaron a 3.400 taxistas que atendieron a los visitantes de Medellín 2010 en el Valle de Aburrá y en el municipio de Rionegro; así se informó desde la página oficial de Medellín 2010. Dichos taxistas portaban una calcomanía que los identificaba como taxis capacitados para recibir a los usuarios de las diferentes sedes. Lo que indica que también los impresores, refiladores del sector de impresos, fueron beneficiados. Tenderos, bomberos de las estaciones de gasolina, buseros, diseñadores gráficos, publicistas, comunicadores, narradores deportivos, locutores, administradores web, comerciantes y los 14 patrocinadores oficiales, entre una cantidad incalculable de personas cuyos oficios se vieron beneficiados, fueron los que tomaron ganancia esa de bonanza que circulaba por toda la ciudad y los municipios subsedes.

Una de las personas que se vio beneficiada de ese momento de positivismo y alegría que brindaron los Juegos, fue Yeni Lorena Tangarife Molina, Licenciada en Educación Básica con Énfasis en Educación Física, del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid; quien desde su graduación en 2007 no conseguía empleo en su área profesional ni en otra actividad laboral. Yeni, fue una de las voluntarias que colaboró en el desarrollo de Medellín 2010 siendo su única contraprestación, una capacitación de cinco módulos en cuatro meses y medio en el Sena, su uniforme y una tarjeta Cívica con 192 viajes para su desplazamiento en el sistema Metro en el tiempo de su voluntariado. Yeni invirtió tiempo y talento en el desarrollo de las actividades sobre las cuales tenía responsabilidad y participó en el evento de inauguración, en el grupo de logística con actividades en el Coliseo Yesid Santos. Once días de actividades en una jornada de  de tres a diez de la noche, con derecho a refrigerio, a comida y a hidratación.

El trabajo arduo de Yeni se vio recompensado el cinco de abril con una contratación de prestación de servicios para trabajar en las Escuelas Populares del Deporte en el programa de Iniciación Deportiva, para niños de cinco a siete años. Esta contratación no tiene relación directa con su participación como voluntaria, sino que fue el resultado de una convocatoria que el Inder abrió, para vincular personal en sus programas y proyectos; pero Yeni se enteró en los Juegos y puso a disposición su hoja de vida y pasó todas las pruebas necesarias para su vinculación. Hoy, desarrolla su trabajo en el Parque Juanes de la Paz.

Como Yeni, fueron muchas las personas empleadas en todo tipo de actividad relacionada con los IX Juegos Suramericanos: transportadores, hoteleros, dueños de restaurantes y sus equipos de trabajo, además de los trabajadores de los 248 módulos de ventas que reemplazaron los anteriores caspetes de ventas informales emplazadas en la unidad deportiva. La Subsecretaría de Turismo en asocio con el Centro Colombo Americano, capacitó en inglés a guías, taxistas y a las personas que trabajan en los módulos de ventas que la Alcaldía construyó. Televidentes, radioescuchas, lectores, observadores, asistentes a los eventos; niños, jóvenes, adultos y ancianos; hijos, padres; deportistas y aficionados; todos, por exagerado que parezca, ganaron con los Juegos, unos juegos cuya ganancia se hace hoy incalculable y cuyo valor en la imagen y en el imaginario colectivo dejan a Medellín, las subregiones de Antioquia y a Colombia, en un punto muy alto y en una evidente capacidad para aceptar este y otros retos que se le presenten a la ciudad, en un plan de mejoramiento continuo y de reeducación en valores humanos y en la recuperación de una economía en vías de proyección. Se cumplió el objetivo: Todos ganaron con los Juegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>