Se reparan sombrillas

– Socio, vengo por mi sombrilla.
* ¿Es esta?
– No, la mía es negra.
* ¿Esta negra?
– No. La mía es negra con taponcito arriba.
* ¡Véala aquí!
– No, esa no es. La mía tiene manija de madera.
* ¿Esta?
– No. Es como esa pero no está quebrada.
* Esperate saco las del fondo. ¿Esta?
– No. Es así, pero la mía tiene mi inicial cosida con hilo.
* Ahhh, ya se cual. Véala aquí.
– ¿Cuánto le pago entonces?
* Deme milqui.
– Pero venga, esa no es la inicial mía. La mía es una E, de Emiro.
* ¡Ay parcerito, esa se la entregué ayer a un man Enrique.
– ¿Y entonces socio, cómo hacemos?
* Parce, si quiere llévese esa con la M, ya no vinieron por ella. Pero esa vale dos mil.
– ¿!¡?·$%

Galería popular en la Oriental

Cuelga la piña, se apilan las naranjas, se vende aguacate, a mil la mandarina. Siga, siga, siga, precios de rebaja siga. Sólo peluche, Castilla, Unidad Intermedia suban que ya sale. ¿Señor, me deja subir a trabajar?

Señoras y señores, me disculpan que venga a interrumpirles su tranquilidad, somos un grupo de jóvenes que trabajamos en los buses para sostener nuestras familias. El día de hoy estamos haciendo una campaña de salud. Estamos vendiendo este kit de salud dental. Voy a ir pasando por el puesto de cada uno para dejarles este cepillo de dientes por sólo mil pesos, más esta cajita de seda dental y la pastillita reveladora. Tranquilo caballero, recíbame sin compromiso. Agradezco la educación de quienes me recibieron el paquetico…

Pará pues ome ¿o es que me vas a llevar para la casa? / ¿Me vas a dañar el bus o qué? / ¡Entonces mérmele a esa chicharra mijo, ehh!

Cinco granadillas en mil, cincoenmil. Cinco granadillas en mil, cincoenmil. ¿Cuántas lempaco patrón? Deme mil.

¿Señora, le recibo el paquetico? / Ay no señor, yo ya me bajo allí en la esquina. Venga siéntese pues. No, tranquilo, no se pare, que de verdad yo ya me bajo aquí. No niña, la registradora no devuelve. No señor, usted me debe la devuelta del billete de veinte. Tiene cien? No señor.

Hay show, hay show, lindas niñas, hora feliz, sigan nai. Hay show (aplauso) hay show joven, sólo peluche sigan nai. Hora feliz.

Ey llavería, ¿tiene la hora? Quince pa las dos. Gracias parcerito. Echate el bolso pa delante quese tipo no me gustó para nada. ¿El de la hora? ¡Qué! ese tipo es carterista, pero hace rato. Eh, pero te conocés el centro. Mijo, es que a mi me sarandiaron por todas estas calles de niña y mamá me llevaba almorzar allí. ¿A la Estancia? Ajá. ¡Vea!

Diálogos urbanos. Imágenes correspondientes al arte popular pintado en las casetas de ventas en la Avenida Oriental. Personalmente me fascina la primera del verdulero (tono no peyorativo).

Ya no están los que se fueron

Quedaron las instancias, los fantasmas, las sombras, los rezagos. Quedaron los aromas y las negras impresiones, las virtuales divisiones, la cocina y el gato barato. De vez en cuando se escucha vaciar el hinodoro y el gritar de un chocolate listo.

Ya no están y el piso está sin trapear, el brillo de la baldosa desapareció y las paredes al parecer están ocultas, no las veo, no veo en ellas los cuadros colgados. Ellos no están, no están los que se fueron redundo yo.

Antigua casa demolida e intervenida por artistas en la Avenida Oriental dirección oriente, occidente.