Los sueños me buscan para hacerse realidad

Un año después, Diana Henao, una gran amiga, me manda estas fotos que me hacen levantar la mirada y esbozar una sonrisa. Hace un largo año estuve en Támesis con mi esposa y en compañía de otros amigos fuimos a Río Frío, zona de bello paisaje y larga tranquilidad. Como ya se me acabaron las lides natatorias, me dispuse a hacer algo que me gusta, crear carajadas con desperdicios de la basura.

En esta ocasión, aproveché corteza de árbol, hojas de eucalipto, ramas y ramitas secas y me dispuse a crear a Solitario, esa barquita que ven en la imagen. Simplemente me dispuse a hacer algo en dicho paseo, pero no sabía o ni me acordaba, de que alguien tuviera la maña de fotografiar ese momento. Hoy, esta fotico me robó una sonrisa que no tenía planeada, aunque río a diario, cada sonrisa viste diferente y la de hoy no estaba agendada.

Les invito pues, a esculcar escaparates, abrir nocheros, desempolvar repisas y buscar nuevamente sus sueños para que en 2009 estos se hagan realidad. No espere que se hagan solos, háganlos realidad.

“Y no me des pobreza ni riqueza. Sólo dame mi pan cotidiano; no sea que me sacie y te niegue, o diga: “¿Quién es Dios?”. No sea que me empobrezca y robe, y profane el nombre de mi Dios”. Proverbios 30:8