En Amagá: mineros de barro y no solo de carbón

Amagá es bastante conocida por la producción de carbón mineral, también la conozco por sus sempiternos huecos y por sus trochas urbanas. Pero en sus entrañas también reposa el barro, elemento mismo de nuestra composición. Una de las casas de este municipio alberga a uno de esos artistas que trabajan en silencio, con la impotencia que le generade un colectivo que no apoya ni valora la cultura material.

Una de esas casas, como lo vengo diciendo, tiene un solar que esconde en su último rincón, un cuarto viejo que ha servido de taller, al artista del que vengo escribiendo: Hermes. Hermes Tangarife, carnicero de profesión -a regañadientes, después de dejar su propia taberna- y artista de permanente creación.

En ese cuarto de barro cocido y casi revocado con barro fresco, trabaja Hermes con su permanente tema: los mineros de Amagá. Mineros que han sembrado incluso su vida en las entrañas de la tierra. Aquí, unas imágenes de sus últimas creaciones en proceso de terminación y secado antes de la quema. Su obra se vende por si está interesado. Si conoce Amagá y quiere ver su material, pregunte por la carnicería de Conrado Tangarife.

Ver más acerca de este tema:

Una crónica de Alejandro Millán Valencia.

Este es mi recomendado: La crónica de Hermes, un amigo carnicero que entre corte y corte de Solomos y Morrillos, se dedica a masajear el barro para sacar unos rostros llenos de dolor: los mineros de Amagá.

Leer crónica…