Lleve la tortuga, la balletilla, la piña oromiel

Avenida San Juan con la 65 en Medellín, estos son los personajes que viven cada día en los semáforos de esta ciudad. Recorrer los semáforos es recorrer los pasillos mismos de una plaza de mercado, es pasar por cacharrerías y tiendas de legumbre, hasta tienda de telas puede ver ya.

Dicen que les van a prohibir las ventas en los semáforos, que les van a prohibir llevar pan a la casa. No falta sino que los afilien a la planilla PILA pacabar de ajustar. Con los que si no estoy de acuerdo, es con los que lavan parabrisas, piden plata y manipulan con niños alquilados para trabajar de mendigos, eso si no.