Gina y Aristóbulo

* Gina, ¿vos qué huevos ponés?
– Colorao, ¿Por qué?
* Porque es diciembre y vos sabés que doña Carmen no le gusta gallina de huevo blanco
– ¿Y qué tiene qué ver?
* Que es diciembre mija y ya viene la cena familiar. Yo por lo menos tengo trabajo cada mañana, además de pisarlas a ustedes jajajaj
– ¡Tan bobo que es, y pa eso que es todo brusco!
* Racatepun chinchira el gallo sube mija. Pa cantar y pa pisar vine yo, nacido de huevo colorao caramba.
– ¡Tan guache! No piensa sino en eso
* El caso es que póngase las pilas mija, sino quiere que la inviten a la cena y que usté sea el plato principal

Escena en Jericó, Antioquia.

Corré Cornupia que te van a dar la pela

¿Eras vos pajarraco el que me levantaba cada mañana sin programarte? Bendito animal de monte este que me pone a madrugar como si no estuviera yo jubilado. Vergajo este, que sin ser vecino mío, sacude sus alas para prender alarma y despertar con sus altisonantes cantos a toda la vecindad circundante.

Vení gallo animal, ¿Cornupia es que te llamás?, así me dijo Poncio el del nuevo granero que te llamabas. Vení que no te aguanto más, vení que me tenés la ropa pintada de tus gracias digestivas. No te dejés coger, quen la casa te espera un garabato pa colgarte ahí, ahí donde curo chorizos es que te voy a secar.

¡Eh, bendito animal estee! Maldinga sea, ahora verá que me tocó madrugar obligao por este esquivo plumero. Altanero y rezongante es que sos, que ni pa sancocho servís, dejate y no más que a Martín el gato aporriao le vas a caer muy bien, bien y directo a la panza. Venite pues que testoy hablando.

Sector de El Salado, vía a La Ceja o a El Retiro, Oriente Antioqueño.