L.A.

Por: Gloria Cecilia Estrada.

Aquí no hay palmeras ni playas ni chicas ni chicos dorados por el sol; tampoco hay autos convertibles ni limusinas, ni casas de famosos con balcones y piscina, ni almacenes lujosos ni muchachos en patineta; no está la “clase de Beverly Hills” (ni la original del noventa ni la copia de ahora); ni se encuentra uno con Winnie the pooh saludando por la calles; desde aquí tampoco se ve la colina con las letras de HOLLYWOOD ni hay estrellas y huellas estampadas en el piso. En donde estoy se habla español, se come chile, se venden frutas de todos los colores, se regatean los precios, se escucha música en cada esquina, se exhibe ropa en los andenes, ofrecen comida china, los baños son sucios, hay que esperar con el almuerzo en la mano a que desocupen una mesa… Donde estoy también es Los Ángeles, California, es la plaza de mercado en el centro histórico de la ciudad, donde los mejicanos están reconquistando terrenos que un día fueron suyos. Una invasión cultural que se percibe con todos los sentidos.

Plaza de mercado en Los Ángeles. Estados Unidos. / ¿Quieres ver otra imagen de Gloria C. Estrada?