Una Pulsar cubista

Es en serio, voy a imprimir esta foto en formato tabloide o algo más grande y la mandaré a enmarcar, pero que lo hago lo hago. Es de mi diseño favorito en avisos o carteles populares.

Es que contiene la magia del error y la inexactitud, la alegría de la ausencia de perspectiva, es la fuerza del color, es la inocencia y la naturalidad de un gráfico sin vicios académicos.

Es un dibujo como lo hubiera hecho Picasso acaso o algún otro del cubismo. Es una farola y tacómetro Picasso, es una llanta trasera Kandisky, es un tanque y silla Miró.

Este dibujo pertenece a un taller de motos ubicado sobre la avenida paralela al río o Regional vía a Bello a la altura de la Estación Acevedo del Metro y fue descubierta por Diana mi esposa cómplice.