Artefactos tecnológicos que nos recuerdan un camino

Jóvenes, estimados amigos, lectores, cuidadanos todos; este artefacto que ven en las manos del anciano también es TECNOLOGÍA, una sin ínfulas, sin egos, sin esnobismos, sin lenguajes extraños, sin orgullos pendejos. Esta tecnología que ven, es la adaptación del OBJETO a la necesidad del hombre y, este último, refleja el camino al que algunos llegaremos: la senetud, la vejez, la piel seca, la arruga, el ser y la consciencia. Algunos, llegarán iluminados; otros, repetirán el camino. Que este bastón, pues, nos invite a caminar con prudencia y sin caminados de pavo real.

No se olviden pues que las TECNOLOGÍAS, suntuosas o sencillas -como la de la foto-, están al servicio del ser y no al contrario. Que el fin último de todo bite activo, sea el de enaltecer la vida del hombre y de toda vida.

Recuerden, señores participantes del Campus Party, bañarse todos los días.

Zapatilla digital (las carajadas de mi hijo)

Hola, estimados lectores que me siguen en esta, mi columna, “La Columna de Jacobo”. Hay que aclararlo desde el principio para que no crean que las presentes letras son las de mi progenitor.

A mi avanzada edad, 19 meses ¡que no es poca cosa! continúo en la búsqueda de nuevos conocimientos a través de la experimentación con las nuevas tecnologías de la información. Vayan sabiendo ustedes, seniles lectores (¡JACOBO, GROSERO CON EL PÚBLICO NO!), perdón, otrora jóvenes, no me puedo quedar con cancioncitas de cuna, chupos y pañales, mi existir tiene que ir más allá de tales vanalidades.

Esta imagen que ven, corresponde a alguna de mis experimentaciones con el pc de la casa, que si mis padres no lo usan, quede como objeto de intervención para mi diaria lúdica intelectual. Intenté, pues, extraer contenidos de una zapatilla de mi padre para que me arrojara una base de datos de sus correrías, no sé qué falló, al parecer, no reconoció este nuevo hardware. ¿Controlador? no encontré software por lado alguno.

Cuando pueda hacer que el pc reconozca la información que guarda la zapatilla, no aquella que está representada en adn de su sudor, les volveré a escribir para detallar información de mi padre.

PD. Comienzo a calzarme los zapatos de mi hermosa madre ¡cómo hacen para encaramarsen en semejantes tacones!