Hombre haciendo rápel desde cables de energía

Varios fueron los testigos de aquella hazaña. Un hombre desafiaba su propia vida practicando rápel desde unos cables de energía en el barrio Santo Domingo.

Ayudado únicamente de su manos y sin ninguna protección, este valeroso hombre -con pinta de cazador de cocodrilos- quería demostrar a su comunidad su valentía y así mismo su terquedad, ante la petición de los vecinos para que abandonara tal empresa.

Hablando en serio -ahora sí-, este muñeco que cuelga es el vestigio de un juego muy conocido entre barrios obreros o populares: el paracaidista. En los verdaderos barrios, no aquellas unidades cerradas donde se simula haber convivencia, los niños juegan en las calles ¿En las calles? Ajá, claro que sí, los niños juegan en calles y aceras, juegan con pedazos de ladrillo, escriben con retales de tejas de barro, juegan con el tarro, juegan a esconderse. En barrios Obreros los niños crean carros de una sola llanta y le pegan con el palo, arrancan el pasto y juegan a la tienda vendiéndolo como cilantro. En los barrios obreros, se corta una bolsa, se le amarran unos hilos, se le pega un muñeco y se tira al aire como paracaidista. Así juegan en los barrios ¡y son felices!

Colombia a cielo abierto

..

  • Hay unos que van a cine,
  • otros, prestan películas.
  • Unos toman tintico bien oscuro,
  • otros se hacen agüitas amargas.
  • Unos viajan con mucha pedancia en sus carros,
  • Otros se montan por la de atrás o piden rebaja.
  • Unos, comen diario en centros comerciales, los neoparques del “posmodernismo”,
  • otros hacen fila pa calentar la coca* con su almuerzo (*vasija plástica con almuerzo).
  • Unos, entran VIP como si nada,
  • otros hacen filas de largas colas pa rogar por atención.
  • Unos son operados con urgencia manifiesta,
  • a otros los vendan y les untan Mertiolate y pa la casa.
  • Unos, votan anhelando cambios, sembrando esperanza,
  • otros, se ríen por la tortica partida, la comisión aquella y el contratico de aquel.
  • Unos, nacen en cuna con almohadas en pluma de ganso,
  • a otros los mecen en una teja.
  • Unos, desayunan huevos con jamón serrano, mermeladas y demás arandelas,
  • otros comen su arepita con empeya y la pasan con saliva.
  • Unos, saltan de los edificios altos, hastiados de tanta abundancia,
  • otros se lanzan en el paracaídas de la esperanza.

…Y al uno y al otro, hizo el Señor. / Y lo que yo se, es que Todos Somos Iguales.

Imágenes tomadas en el Día del Fútbol Antioqueño, versión 2009.