Se levantan las dietas para hoy

Amadas lectoras… No. Estimadas lectoras, no sea que mi esposa increpe, hoy, en nombre del hombre y en total conmiseración con las mujeres que sufren por voluntad propia, que no se comen un chicharrón, un postre, una mísera chocolatina; que solo se alimentan de agua y lechuga, y no porque el agua sea mala, bendita sea ella creación divina, hoy, tengan la bondad con ustedes mismas de comer lo que quieran: postres, natas, azúcar, chocolate, chicharrón, pernil, ala con cuero, costilla, solomo tres cuartos, merengón, fruta dulce.

Si el esposo las regaña, demalas. Si suben 500 gramos, el lunes inician nuevamente. No me mal entiendan, no me pongan cachos que no soy mala influencia. Como se ven de bonitas sin presiones de la pesa.

¿Y a los hombres que mensaje les tengo? Con ellos no h ay problema, mi público masculino no sufre carajadas, comemos sin remordimientos, repetimos sin tener que confesarnos. No reparamos en calorías, en grasa y contenido nutricional. Sabemos que la felicidad está en no leer el cuadrito de atrás. “Es que mi médico me prohibió aquello y eso”, escucho decir. Pues haga caso que su caso es distinto.

Nos vemos el lunes con nuevas promesas, con dietas mil veces interrumpidas, esta es la vida. Merengón de San Antonio de Pereira para los antojados de un preparito dulce.

Cuatro antojitos para hoy viernes

Como algunos quedaron antojados con la mazamorra piláa, les voy a completar el antojo con algunos mecaticos para picar o acompañar:

Alitas rellenas. Disponibles en San Antonio de Pereira, Rionegro.

Empanadas fritas en leña. Se fritan en manteca, pero uno les dice que son de leña, pues éste es el combustible con que se fritan. Las de la imagen, las encuentra en San Antonio de Pereira, pero usted -que se encuentra en Colombia- las puede encontrar en iglesias y esquinas de barrio. No olvide pedir el encurtido o el pique, según el gusto.

Si lo salado no es de su antojo para hoy viernes, comprate, pues, una bolsita de algodón de azúcar. Un dulce que se hace con una cucharada de azúcar y anilina, pero que te la cobran como si fuera la libra. En la imagen: Urrao, Antioquia.

Y para quienes se antojaron el viernes pasado de una deliciosa mazamorra o de un claro refrescante, está el acompañante perfecto: unas panelitas de coco o un dulce de arequipe.

Ahí quedan, pues, estos cuatro antojitos. ¿Y los que vivimos por fuera qué? Pues, como siempre, autorizo a que descarguen la foto y la pongan como descansador de pantalla… qué más se puede hacer.

Gracias a mis lectores de fuera de Colombia, que cuando vienen me traen cositas, sobre todo, para mi colección de periódicos del mundo. Claudia Ávalos, espero prensa de China. Ángela, saludes, sé que me lees.

Tome aire nuevo, reinvéntese, despierte y siga joven

Cuando vayás a otro país, otra ciudad, algún municipio de cualquier departamento, acordate de ir a los mercados populares, a las galerías de frutas y verduras, a la calle. Dejá los museos, los barrios ricos, las zonas de turismo 5 y 6 estrellas, para que conozcás la verdadera escencia de los lugares. Hacé como mi amiga Patricia lebrum, se está iniciando como bloguera en su espacio “Me cansé de trabajar“, jubilada que sabe qué hacer con su dinero.

La belleza de lo pequeño. Pequeños mundos, collage de vida y precios bajos. Colgandejos y bisutería, artesanos ambulantes, vivientes y sobrevivientes. En lo posible… no pidás rebaja, también necesitan ganar su dinero.

No me frunzás el ceño que la foto no duele. Dejate tomar la vista, ques pa contarle a todos que tu queso es del bueno, que obleas y solteras vendés vos.

¿Pero sí te lavás las manos? Eso sí, no sea que vos de cochino me des juagatorio de manos. ¡Ah so sí! ¿entonces es de la buena? ¿rica y aseado es tu guarapo? Dame dos vasitos pero echámele hielito pues.

Dos chorizos, una arepa de queso con bastante leche condensada, calentame tres butifarras y dos torticas de chócolo y una gaseosa dietética por favor questoy a dieta. (Historia real de un tío de mi esposa)

Y así… para eso es el tiempo libre, para vivir, reír, abrir los ojos al mundo y pasear bastante. ¿Que no tiene plata? Váyase a caminar, súbase por la de trás, cuélese en algún tren, súbase a la carretilla, dese adrenalina y permanezca joven. Más gamín que yo: De niño me colaba en los buses urbanos en La Dorada en Caldas. Monté en carro de rodillos con mi amigo Herberth, cobraba pasajes en los buses de Barrio Nuevo, pedí periódicos viejos, fui polizón en tren de carga con mi amigo Edwar hacia cisneros, atravesé con él, el túnel de La Quiebra acostados en la capota del tren de pasajeros vía Cisneros… Y para burla de mí mismo, nunca fue por necesidad, sino por pura locura juvenil. ¡Gamín que es uno!

San Antonio de Pereira, Rionegro – Antioquia.

Grandes manos creando pequeños tesoros

Píllelo pues pa que vea como estas grandes y toscas manos, van modelando y dando curso a las arenas de colores para ir creando pequeños mundos, contenidos en botellas de lo que sea. Es Jader, un artesano que viaja y se mueve y va modelando instancias y momentos en arena de color.

Esta vez me lo pillé en San Antonio de Pereira concentrando sus ojos en un solo punto, dándo color y vida estética a un pesebre. Ese es el mundo de la manualidad, de la artesanía y la manufactura; ese es el mundo de los itinerantes expositores y artistas, ese es el devenir de su calmada vida. Ver, crear, hacer, vender, despedir, comprar, reir y volver a ver.

Para los que se quedan sin empleo, les recuerdo que están las manos. ¡Las manos (suspiro). las manos y mis ojos me han dado de comer, cuando de empleo fijo me quedo ausente. No las olvide, bendígalas y póngales oficio cuando no tenga nada qué hacer.

Y si no sabe hacer mucho, qué pena la cuña, pero entonces los invito a ver “El Artesano” programa de Televida Internacional, que se emite para Colombia: lunes y miércoles 3:30 pasado el meridiano, con repetición: sábado y domingo 10:30 antes del meridiano, programa dirigido por Luis Fernando Jaramillo y conducido por este Bloguero montañero y paseador. para que aprenda a pintar, costura, croché, talla y demás trabajos manuales.

Visita a San Antonio de Pereira, Rionegro – Antioquia.

Las 11 nietas de Petronila

Ninfa, Chila, Yolanda, Pecosa, Melisa, Luz Mila, Cristina, Patricia, Aura, Geronia y Costanza… todas hijas del difunto Toribio y Petronila, matrona de la región. Todas ellas hechas en el mismo pilón y nacidas con dolor de parto con la ayuda de Maruchenga la famosa solterona, partera del pueblo.

Alegres ellas, mujeres todas, ninguna ha conocido hombre y como van las cosas jamás lo conocerán. La misma Petronila confecciona sus vestidos, les obliga el diario rosario y la molida y amasada de las arepas de mote. Pero ellas viven felices, sin conocer las mieles del hombre y sin estrenar el lecho, pilón hacedor de hijos.

Petroniiiiiiilaaaaa, grita la vecina… dejá  a esas muchachas salirrrrr, vecina, queeeunn díaaaa se te van a volar e hinchadas volverán, con un bastardo nuevo y con un corazón ajeno. Dejá salir muchacha a esas vergajas, que vos estás muy vieja y ni nietos te quedarán.

Venta de muñecas en un puesto de artesanías en San Antonio de Pereira, Rionegro – Antioquia.

Ventas mudas en san Antonio de Pereira

Este tipo de vendedor ambulante no necesita de su garganta para gritar en alto, la suma de sus productos a la venta. Solo el aire que roza sus pulmones son necesarios para cantar su producto a niños y antojados. “¡Qué va a comprar deso, reza mi mamá, yo le enseño a hacer eso en casa y verá ques lo mismo!”. Y pues sí, después quién me aguantó gastando el detergente en pompas de jabón por toda mi casa.

Siempre me encantará ver un vendedor de pompas de jabón, porque lo comparo con los que venden aguacates en los barrios que ascienden montañas, los comparo con vendedores de MAAAAAASAAAAMORRAAA PILÁAAAA. El de las pompas nunca llegará a casa sin voz.

“Mario ¿Quién se gastó el jabón que tenía aquí?” / (Silencio) / Vendedor ambulante en San Antonio de Pereira, Rionegro. Antioquia.

Partimos pa San Antonio de Pereira

Ha evolucionado la manera de andar en bus intermunicipal: Primero eran los buses con bordes curvilíneos que tenían rejilla atrás, había que decirle al chofer que parara que uno tenía urgencia urinaria. Para esa época era frecuente compartir espacio con las hermanas gallinas, con costales de cabuya pululantes de verdura y con petacas de tamaño colosal.

Pasamos a lo mejor que podía suceder… estrenar Pullman. Recuerdo que para ese entonces, la terminal de transportes de Medellín era un garaje rodeado, más que de buses, de bándalos y carteristas. Uno entonces se asomaba al atestado garaje a buscar el bus #236 que le correspondía y era uno apretando dientes para que fuera el bello Pullman con su sonido ronco de poder. Allí la miada era igual, con permiso del chofer o desde la puerta en movimiento.

Luego, algo inimaginable… el Termoking. Ese morrito que tenían atrás estos buses, hacía de este tipo de bus, un carro futurista, avante, punta de lanza en cuestión de transporte. Por fin uno podía ir al baño a voluntad y ver televisión aunque fuera mil veces Terminator o todas las de Bruce Lee.

Y así… Llegó el Rey Dorado con su punta de bala, el conservador pero con doble televisor Scania y así…
Pero nadie cambia la rumba en su bus escalera… será por la facilidad en caso de antiperistaltismo pa que no suene feo pues.

Chiva para empujar en San Antonio de Pereira, Rionegro.