Se arregla la de-presión / La olla atómica

Las palabras van de acuerdo a los tiempos. En los setentas esta olla que ven en la imagen era bautizada como la OLLA ATÓMICA. Era la época de la Hormiga Atómica, de la guerra fría y la amenaza de la bomba atómica. Se imagina uno que los caldos que dentro de dicha olla se cocinan, son verdes, gelatinosos y radioactivos, veneno para el cuerpo, residuos de la materia, humus apestoso. Y nada, allí se hacen muy buenos sancochos, sudaos rápidos cuando se está de afán, papas cocidas para acompañar el pollo y demás. Y el término que usan las señoras para comenzar a cocinar es “Voy a LEVANTAR un sudao rapidito”.

Hoy en día, consecuente con la época, las presiones y acosos laborales, esta olla es llamada la OLLA A PRESIÓN y en ella se “levantan” los mismos y cotidianos platos de la cocina criolla. Un buen invento. Pero ojo, no la ponga en alto, póngala en medio o en bajo. O como dicen en mi casa materna… “póngame la olla en LON. Siempre creí que LON era una baja temperatura hasta que entendí y corregí que se decía LOU (LOW). Montañero que es uno.

San Pedro de los Milagros. Subregión Norte de Antioquia.

Yo no creo en la edad. Pablo Neruda

Oda a la edad, por Pablo Neruda. /

Yo no creo en la edad. Todos los viejos llevan en los ojos un niño, y los niños a veces nos observan como ancianos profundos.

Mediremos la vida por metros o kilómetros o meses? Tanto desde que naces? Cuánto debes andar hasta que como todos en vez de caminarla por encima descansemos, debajo de la tierra?

Al hombre, a la mujer que consumaron acciones, bondad, fuerza, cólera, amor, ternura, a los que verdaderamente vivos florecieron y en su naturaleza maduraron, no acerquemos nosotros a la medida del tiempo que tal vez es otra cosa, unmanto mineral, un ave planetaria, una flor, otra cosa tal vez, pero no una medida.

Tiempo, metal o pájaro, flor de largo pecíolo, extiéndete a lo largo de los hombres, florécelos y lávalos con agua abierta o con sol escondido. Te proclamo camino y no mortaja, escala pura con peldaños de aire, traje sinceramente renovado por longitudinales primaveras.

ahora, tiempo, te enrollo, te deposito en mi caja silvestre y me voy a pescar con tu hilo largo los peces de la aurora.

Tomado de Nuevas odas elementales. Tercer libro de las odas. Edición Debolsillo 2003

Pensaba escribir acerca de esta hermosa sala campestre hallada en San Pedro de los Milagros, pero la vida tenía algo más para decir, a uno, o dos quizá, a alguno que hoy se sintiera viejo y sin menaje en su morral. Pensaba hacer un breve análisis del comedor aquí ilustrado y de su esencia sencilla y natural, pero Pablo quería hablar de nuevo. Y don Pablo es DON PABLO, ustedes me entienden.

Oración y paciencia. Tome asiento.

Hay oraciones cuya respuesta demora en llegar y cuando llega, no trae la noticia que esperábamos. Así, pues, el sí que esperábamos como respuesta no llega y por el contrario un NO desalienta el ejercico espiritual. Asi dispone las cosas la Providencia, pues no vemos el panorama completo. Inescrutables son esas esferas de la vida.

Por aquello de las demoras en la comunicación entre criaturas y Providencia, se dispuso, vía a San Pedro de los Milagros, un sofá en medio de la carretera y bajo una cruz sembrada en piedra, para que los fieles a la trinidad hagan sus oraciones y si desean esperar respuesta alguna, tomen asiento de manera cómoda y esperen… esperen… esperen…

San Pedro de los Milagros: Leche, color y belleza

  • Tun tun / ¿Quién es? / La vieja Inés / ¿Y qué me traés? / Un huevo podrido
  • Tun tun / ¿Quién es? / Señora ¿Ha escuchado quel fin del mundo se acerca? / ¡Ay no señor, aquí somos católicos
  • Tun tun / ¿Quién es? / Se arregla la olla presión se arregla / Ay no señor, gracias
  • Tun tun / ¿Quién es? / ¿Doña es a ver si tiene ropita vieja questamos recogiendo pa los muchachos que se están rehabilitando… / ¡Ay señor, la regalamos justamente ayer que pasaron recogiendo
  • Tun tun / ¡Ay, no abrás querida ques un señor pidiendo limosna! / Doooñaaaa

hermosa niña tomando el sol en el parque de San Pedro de los Milagros en el norte de Antioquia. La verdad es que está tomando el sol OBLIGADA, porque el parque de San Pedro no tiene ÁRBOLES que den sombra. Es un parque de esos dizque llamados “CONTEMPORÁNEOS”, desos ques sólo cemento, espacio y nada de verde. Así, así es el parque de San Pedro de los Milagros, muy amplio pero muy seco y con la gente sentada haciendo malacara… malacara porque les cae el sol del poniente y sólo les queda fruncir el ceño para menguar el sol.