Todos Ponen – TomaTodo en Amagá

Un éxito la Toma en Amagá el sábado 20 de noviembre de 2010. 35 participantes partieron desde Envigado hasta la vereda La Mina en el municipio de Amagá. Algunos, ingresaron a la mina La Hornilla, otros, se regaron por el terreno buscando imágenes que los obreros no entendían. “Pa’ qué me va a tomar una foto así tan feo”, increparon muchos mineros; no entendían que lo que buscamos es la naturalidad de la cotidianidad.

Para no hablar mucho, por lo menos hoy, el resto del mes les estaré compartiendo las imágenes de algunos que ya comenzaron a publicar el material en www.TOMATODO.net

Ver imágenes de:

  1. Adriana Quiroz
  2. Alejandro Henao Loaiza
  3. Alejandra Puerta
  4. Ana María
  5. Argenis
  6. Ariakas -Carlos Marín- (véalo también en Flickr)
  7. Carlos Esteban Orozco (Vea más material en su blog)
  8. Jonathan
  9. Juan José Ospina
  10. Sandra Milena Ramírez
  11. Sofía Ospina Ruiz (10 años de edad)
  12. Wilson
  13. Wilson Flórez
  14. Yuliana Betancur (véala también en Flickr…)

Amagá, vista por Argenis

Argenis, aficionada de la fotografía, interesada en la escritura narrativa y el periodismo, gusta la música reggae y rock de grupos locales. Vea más de su trabajo en http://www.flickr.com/photos/argenis231/

La Plaza Minorista de Medellín, un sábado

Colaboración de Juan David Escobar, en la TomaTodo de la Plaza Minorista. Febrero 6 de 2010

Juan David Escobar. Un sábado a mitad de la mañana, hice flotar mi cámara entre señores y señoras que arreglan y ponen bonitas las cosas que para muchos de nosotros ya son feas y llegaron a su final. La plaza Minorista José María Villa, es una galería de tres pisos donde los compradores caminan escogiendo lo necesario para pasar los días y no quedarse pelados para volver en bus, o mejor, en taxi a casa.

Desde ropa usada -en buen estado-, pasando por los granos recién despegados de la mata, la legumbre fresca de todos los colores y los abarrotes con los precios más bajos del mercado. La carne, de primera; las hierbas, para terminar de enamorar a ese hombre que tanta brega te da; la mascota que tu hija quiere desde hace mucho tiempo, y la bicicleta, que sabiendo que es robada, sale barata para ir y volver del trabajo. La herramienta para la obra civil a precios irrisorios, el surtido completo para tu negocio de esquina, los dulces al por mayor para que ningún niño en la fiesta se quede sin chupar. La Plaza Minorista, una ciudad dentro de otra ciudad. Febrero 6 de 2010.

Toma todo, otra mirada de Medellín

El Colombiano.com / Julio 4 de 2010 /

Gomosos de los diferentes medios que convergen en la red, asistieron a la segunda toma multimedial Toma Todo. Crónicas en texto y audio, fotografías y videos fueron las propuestas desarrolladas en el hoy llamado Sagrado Corazón.

Mañana cuelgo el video, mientras tanto, mire el video dando click a la imagen.

Entre colores conocidos y desconocidos, carretillas de un lado para otro, llega mi primera visita a la Plaza Minorista. Magia Amarilla

http://www.flickr.com/photos/ybetancur/sets/72157623367629702/

Por: Magia Amarilla (En el contexto de la Toma Multimedial a la Plaza Minorista)

Entre colores conocidos y desconocidos, carretillas de un lado para otro, llega mi primera visita a la Plaza Minorista.

Historias en cada esquina. En la sección de ropa, esa usada que ya no queremos en casa, que regalamos en la calle, y que por cosas del destino llega a la plaza, para partir hacia nuevos dueños. Los zapatos de $10.000, por los que sus antiguos dueños no daban nada, y que Manuel con su paciencia y sonrisa, comienza a, cómo dice él, “darles nueva vida”.

Luego, en el recorrido nos encontramos con el maíz. Hay quienes lo cultivan, lo transportan, pero en la plaza están quienes lo desgranan, lo limpian quitándole el capacho y luego lo procesan. Hombres, mujeres y niños, se pierden entre los bultos de este cereal.

Al fondo, están las frutas y verduras. Se vende, se compra, se encuentra lo que se necesita. Es la sección más visitada. Las texturas y los olores enamoran a los compradores, que disfrutan de la atención de los venteros y de las buenas degustaciones para comprobar la calidad del producto.

En otra sección, los pescados y las carnes. El comelón, que esta barato y el bagre que cada vez se hace más escaso y por eso su libra esta a $7000. “Mientras los ríos sigan bajando, el pescado se vuelve escaso y así se va volviendo caro” dice uno de los vendedores del producto.

Mientras van pasando las horas, los visitantes de la plaza comienzan a escasear, va bajando la venta, y algunos negocios comienzan a cerrar. Estacionan las carretillas, los trabajadores se sientan a descansar, hacen sus negocios y comparten con sus compañeros las anécdotas del día.

Aunque el movimiento termina por hoy, mañana, en la madrugada, este lugar de historias, se vuelve a cargar de ellas, de color, olor y textura.

http://www.flickr.com/photos/ybetancur/sets/72157623367629702/