Un apoyo al campesino cultivador de café

Como en el juego de la rana, las bocas campesinas están abiertas, los valores son inciertos, son un azar y todos esperan la moñona. Pero la inequidad entre los participantes del “juego” genera pleito, insatisfacción, hambre y desolación. En el campo está quedando campo y otros “jugadores” aprovechan el vacío para tomar lugar.

Verdura, tubérculo, fruta y grano están dejándose de cultivar para que otros siembren sangre. La agricultura de pequeña escala solo da para el pan coger y la siembra como negocio está acrecentando la deuda del campesino en el banco. Solo espero que la arandela del juego caiga en el cajón donde sea mejor recompensado, donde en vez de estar labrando la tierra no quede como esclavo del banco.

Solo espero que el campesino sea valorado como debe ser, que no sea juzgado por su ropa de trabajo, por su vida pragmática, por vestigios de tierra en sus manos, por su amplio conocimiento no titulado de la vida y del agro. Solo espero que algún día sea dignificado su quehacer, no cuando vayamos a la tierra donde, tanto el rico como el pobre, volveremos.

3 comments

  1. Gloria Lindsay   •  

    Todos debemos apoyar a nuestro campesino. No es solo tomarles fotos cuando vamos de turistas a las tierras cafeteras, ni cuando anoramos nuestra tierra y nos bebemos la mejor taza de cafe en otros lugares. No a los burocratas en Bogota, no a los burocratas en la Federacion, ganando millonarios sueldos, mientras el campesino se quiebra y su familia carece de lo basico. Muy catolicos, muy cristianos nos rasgamos las vestiduras en dias de cuaresma… donde esta el verdadero amor al otro…???

  2. jorge sànchez   •  

    No hay derecho que estos hombres que son buenos, que han dado tanto estèn asì. Me refiero no solamente a los que estàn en el cafè, tambièn rindo culto a todos y todas las personas del campo incluyendo a la nueva generaciòn. Necesitamos que las personas del campo tengan acceso a bienestar porque sin ellos no tenemos alimentos.
    No comparto la manipulaciòn ni la presiòn a que son sometidos por unos oportunistas. Tampoco acepto el haber visto como derribaron unos àrboles. No es necesario. Pido la cabeza del presidente de la Federaciòn. No màs statu quo. Còmo es que le va ha echar la culpa a la revaluaciòn. Eso se ve venir por què no han establecido una estrategia, còmo es que a un tècnico le asignan 1000 productores. A què horas los asiste tècnicamente?. El “roscograma” del Gobierno empezando por Santos tiene responsabilidad porque esto se viene incubando desde hace años.
    Necesitamos propuestas como fortalecer la calidad, estimular la renovaciòn, agregar valor, fortalecer las nuevas generaciones, ser agresivos en mercadeo. No solamente dedicarnos a vivir del turismo cafetero.

  3. Francisco Gomez-Paris   •  

    Yo fui cafetero en los tiempos que mi padre tenia la hacienda cafetera en Guayabal de Siquima,por cierto la mas grande en esa region. Se perfectamente lo que sufre un campesino cafetero en tiempo y no en tiempo de cosecha , y lo que gana es apenas para sobrevivir “pobremente”.

    Estoy totalmente de acuerdo y respaldo en su totalidad al cafetero y a los campesinos de Colombia que son los proveedores de la despensa colombiana. No puedo entender como un pais que gozaba de paz,tranquilidad,armonia,y excelente economia ademas,
    se este deteridando tanto. Será que el presidente Juan Manuel Santos está siguiendo el mismo formato de gobierno de Venezuela y de su mejor amigo Hugo Chavez y las Farc. Yo presiento que Colombia va por un camino al abismo. Que horror.
    Saludos,
    Franco G. Paris,Un abrazo Medellin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>