Valdivia – Chile

El siguiente cuento, fue tomado del blog de mi amiga Gloria C. Estrada, Comunicadora – Periodista de la Universidad de Antioquia. La imagen es igualmente de ella en su paso por Valdivia, ciudad de Chile. Un blog para visitar es el de Gloria.

Fichas de dominó

La casa se vino abajo después de que los guerrillos se llevaron las puertas y las ventanas que porque eran lo único que valía la pena del rancho construido por mi padre. Mi padre había abandonado la casa después de que sus hijos, convertidos en paracos, le dijeron que tenía que irse; que cogiera su mujer, los corotos y las gallinas y se fuera pa´otro pueblo. El pueblo no volvió a ser el mismo después de que todos quisieron comprar la vida bella, cero grasa, puro algodón, sedosa y sin caspa y conectada con el mundo que ofrecían las pantallas de televisión. La televisión invadió el pueblo después de que los camiones vomitaron los aparatos, y los créditos para adquirirlos fueron facilitados por el gobierno. El gobierno logró desviar la atención después de que un hombre había descubierto la mentira. Ese hombre era mi padre, que había visto caerse, junto con la suya, todas las casas construidas con sus manos, todas las casas a las que les robaron puertas y ventanas y que habían sido abandonadas por culpa de la guerra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>