Hay que hacer que el cliente sea el eje de todos los esfuerzos organizacionales

Por

Daniel Sánchez Garcia

Mercadólogo – Profesional en Coaching y Neurociencia aplicada

Instagram y facebook:   @dsanchezga

Correo: dsancheg@gmail.com

 

Se habla demasiado de cómo sobrevivir en un mundo tan competitivo como el actual, y la verdad lo que hay que entender es algo muy sencillo, las empresas  que sobrevivan en el futuro serán aquellas que sepan hacer de sus clientes el eje de todos los esfuerzos organizacionales, y esto parte de algo llamado actitud, en gran medida.

 

Hay que partir de la verdadera creencia interior que los clientes son el elemento más importante de cualquier empresa y que se debe hacer todo lo posible por mejorar constantemente la manera en que estos clientes se relacionen con la misma. Para desarrollar una experiencia de servicio excepcional  sea cual sea, hay que estar totalmente convencido de servir y eso implica cambiar la manera de pensar, no solo propia sino de todo un equipo de trabajo y de muchas áreas de una organización para que todos vayan hacia el mismo objetivo, satisfacción y conexión emocional con la marca.

 

Al tomar cualquier decisión empresarial siempre debemos preguntarnos:

¿Cómo afecta esto a mis clientes?

¿Cómo podría mejorar el impacto de la relación que hoy tengo con él?

 

Teniendo claras respuestas concretas para estas preguntas, hay que  moverse y actuar, creer que el cliente es el centro de todo es necesario pero no suficiente, hay que hacer algo real para mejorar nuestra relación con ellos. Es de vital importancia que cuando se diseñe una estrategia de servicio de verdad sea posible ejecutarla y que exista un compromiso de todas las áreas de la organización para darle lo mejor a los clientes y trabajar continuamente para lograrlo.

 

Siempre hay una posibilidad de mejora

 

El servicio es un elemento que siempre se podrá mejorar, nuca dejarás de encontrar nuevos desafíos que nos traerá grandes satisfacciones enfrentar y ganar, es simple, por más que mejoremos la experiencia de nuestros clientes siempre habrá un espacio para hacerlo incluso mejor, pues los esfuerzos para crear una verdadera experiencia de servicio son un proceso que no tiene fin pero si principio.

 

El mensaje es dar el primer paso, pasar de la palabra a la acción, diseñar estrategias grandes o  pequeñas, ambiciosas o realistas, que cambien totalmente el negocio o solo  hagan algunos ajustes, lo que sea que planeees tiene que acabar en los puntos de venta, en la calle, en los locales, o en el lugar  donde compitas, la invitación es esa, poner al cliente como el eje fundamental del negocio y pasar de la palabra a la acción que es lo que realmente se valora y posiciona tu marca para que hablen de ella de una manera positiva.

 

Hasta la próxima

Daniel Sánchez García

Mercadólogo – Profesional en coaching y neurociencia aplicada

Certificación internacional Asociación Española de Coaching (ASESCO)

Administrador de Mercadeo

Institución Universitaria CEIPA

https://www.elcolombiano.com/blogs/cerebroenpractica/

Instagram y facebook:   @dsanchezga

Móvil: (57) 302 392 38 62

Correo: dsancheg@gmail.com