Algunos planetas van en contravía

Ni conocemos los ocho planetas del Sistema Solar, ahora para conocer los nuevos que se asoman en distantes mundos. Científicos anunciaron el descubrimiento de 9 planetas nuevos mediante la técnica del tránsito (al pasar delante de su estrella).
La noticia es cuento viejo, pero tiene un ingrediente sorprendente: seis de una muestra de 27 orbitan en la dirección opuesta a la rotación de su estrella madre, al revés de lo que se aprecia en nuestro sistema Solar, un hallazgo que desafía las hipótesis actuales sobre la formación de estos cuerpos.
Sugieren, para ajustar, que es improbable que los sistemas con exoplanetas del tipo Júpiter calientes contengan planetas parecidos a la Tierra. La investigación fue presentada por Andrew Collier Cameron de la Universidad St Andrews en un encuentro de la Real Sociedad Astronómica en Glasgow.
“Es una bomba que estamos arrojando en el campo de los exoplanetas”, dijo Amaury Triadu, estudiante de doctorado en el Observatorio de Ginebra, quien hizo parte del trabajo de observación.
Se cree que los planetas forman parte del disco de gas y polvo que rodea una estrella joven. Este disco protoplanetario gira en la misma dirección de la estrella y hasta ahora se espera que los planetas que se formen de ese disco orbiten más o menos en el mismo plano y que se muevan en su órbita en el mismo sentido en que rota la estrella, como sucede en nuestro Sistema Solar.
Tras la detección inicial, el grupo comparó los datos con otros previos y encontraron que más de la mitad de los Júpiter calientes estudiados tenían órbitas desalineadas con el eje de rotación de sus estrellas. Hallaron incluso que seis de los exoplanetas del estudio (de los cuales dos son nuevos descubrimientos) tenían movimiento retrógrado: orbitaban sus estrellas en la “dirección equivocada”.
Los Júpiter calientes son planetas con masas similares o mayores a las de Júpiter pero que orbitan en cercanías a su sol, pensándose que nacen lejos de él, pero luego migran al interior, pensando algunos que puede deberse al efecto gravitacional del disco de polvo y gas del cual se formaron. La escena toma lugar durante millones de años y deriva en una órbita alineada con el eje de rotación de la estrella.
Pero la nueva observación sugiere otra idea: que la proximidad de estos Júpiter calientes a su sol se debe no a la influencia de aquel disco sino al jalón gravitacional de estrellas u otros cuerpos, lo que disminuye su movimiento por las grandes fuerzas, haciendo que su órbita sea circular, proceso durante el cual borra cualquier intento de formación de planetas tipo Tierra.
En dos de los nuevos planetas retrógrados se encontraron lejanas compañías masivas que pueden haber influido en ese movimiento.
A la fecha se han detectado 452 planetas en otros estrellas.
En el dibujo de ESO/L. Calcada se aprecia un planeta en tránsito delante de su estrella.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>