Aquellos bien dulces para las infecciones

Si usted es rico en hierro, bueno, hablando en términos de su sangre, podría tener unos visitantes poco agradables.

Bacterias como el Staphylococcus aureus se alimentan de la sangre. Necesitan hierro, que está oculto dentro de las células rojas sanguíneas, para crecer e infectar. Y resulta que estos minúsculos vampiros prefieren el sabor de la sangre humana, lo que explicaría su acción en las personas, reportaron científicos de Vanderbilt University.

En la edición del 16 de diciembre de Cell Oct & Microte informan que S. Aureus prefiere la hemoglobina humana –la proteína portadora de oxígeno que contiene hierro- sobre la hemoglobina de otros animales.

El hallazgo sugiere además que las variaciones genéticas en la hemoglobina pueden hacer que algunos individuos sean más susceptibles a las infecciones por el Staphylococcus.

Este microorganismo vive en la nariz de cerca del 30 por ciento de todas las personas, usualmente sin afectarlas, recordó Eric Skaar, profesor de Microbiología e Inmunología.

“Una gran pregunta en la biología de esta bacteria es ¿por qué algunas personas son infectadas continuamente o sufren serias infecciones, mientras que otras no? La variación en la hemoglobina podría contribuir, dijo el investigador.

Si ese es el caso, algo que será investigado, sería posible identificar algún día pacientes más susceptibles a la infección y suministrarles una terapia profiláctica por adelantado de una hospitalización o una intervención quirúrgica.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>