Hallan proteína clave para la vida

Al fin entendieron cómo era que se hacían hijos. En un interesante descubrimiento científicos identificaron la proteína que permite que el espermatozoide se una al óvulo, un avance que podría derivar en tratamientos para ciertos tipos de la infertilidad.

El logro, que resulta muy importante, fue publicado en Nature y fue dirigido por Gavin Wright, bioquímico del Wellcome Trust Sanger Institute en el Reino Unido. Su equipo estaba buscando la contraparte de la proteína Izumo1 descubierta en 2005 en la superficie de células del espermatozoide.

Los científicos sabían que el Izumo1 permitía al espermatozoide unirse al óvulo para comenzar el proceso de fertilización, pero no se conocía cuál proteína en la superficie del óvulo se pegaba a Izumo1.

La identificación no ha sido asunto fácil pues las moléculas tienden a unirse débilmente una a otra. Por eso Wright y su equipo desarrollaron una forma para agrupar las proteínas Izumo1. Así, ‘engancharon’ una proteína llamada receptor 4 de folato que se encuentra en la superficie de una célula de óvulo de ratona.

Wright propuso renombrar la proteína como Juno, como la diosa romana de la fertilidad. Izumo es un símbolo japonés de la reproducción.

Los investigadores encontraron además que Juno existe también en los mamíferos, incluyendo los humanos y que sin ella óvulo y espermatozoide no se pueden unir.

Las hembras sin Juno son sanas pero estériles.

Los científicos encontraron además otra importante función de Juno: bloquear otras células de espermatozoides para que no entren al óvulo una vez fertilizado. Luego de que una célula se ha unido al óvulo, Juno desaparece de la superficie del óvulo en 30-45 minutos.

El descubrimiento podría ayudar a mujeres infértiles: analizar si carecen o tienen proteínas Juno defectuosas y si es así se podría intentar la inyección de esperma intracitoplásmica, con la cual un solo espermatozoide es inyectado en el óvulo.

“Es muy importante (el hallazgo) porque conocemos dos proteínas responsables de la unión óvulo-espermatozoide”, dijo a Nature Paul Wassarman, bioquímico de y biólogo de Icahn School of Medicine en Mount Sinai en New York.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>