Cambiándoles la sexualidad a las plantas

Sería la dicha: en todo el mundo, los granjeros gastan cerca de 36.000 millones de dólares al año en la compra de semillas para sus cultivos, en especial aquellas resistentes a ciertas pestes. No pueden obtenerlas de sus cultivos, pues el mismo acto de reproducción sexual borra muchas de las características seleccionadas con mucho cuidado.
¿Sabía que algunas plantas evaden el problema? Los álamos y los dientes de león se reproducen asexualmente clonándose.
Jean-Philippe Vielle-Calzada, investigador del Howard Hughes Medical Institute se pregunto si podía conocer lo suficiente de la genética de la reproducción asexual para aplicarlas a las plantas que se reproducen sexualmente. Y está a un paso de lograrlo, según un reporte en Nature.
Al igual que con los animales, la reproducción sexual en plantas requiere la generación de gametos masculinos y femeninos que llevan la mitad de los genes del organismo. Las plantas con flores muestran la forma más avanzada de reproducción sexual de plantas, produciendo células espermáticas que derivan del polen que se unen con células ováricas para producir semillas. Por lo tanto cada semilla es genéticamente única. Existen distintos tipos de reproducción asexual en plantas, pero en todos se produce el mismo resultado: plantas hijas que son genéticamente idénticas.
Hace 10 años el investigador comenzó el desarrollo de una semilla asexual y decidió investigar la apomixis, un tipo de reproducción asexual. Muchas especies de planas la utilizan para generar semillas viables sin que sea necesaria la fusión entre esperma y óvulo. Este método origina semillas que son en esencia clones de la planta principal. En la apomixis, las células reproductivas conservan el material genético de los cromosomas en lugar de perder la mitad de los genes durante la meiosis, como sucede en la reproducción sexual. Cerca de 350 familias de plantas emplean la apomixis para reproducirse, pero casi todas las usadas para alimentos se reproducen sexualmente.
Vielle-Calzada estudió la apomixis en la Arabidopsis thaliana, que se reproduce sexualmente, y encontraron un gen, Argonauta 9, que parece silencia la apomixis.
¿Cuándo se logrará?

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>