Cómo evadir una hembra caníbal

La vida no es fácil, el apareamiento tampoco. Machos cortejantes de la hembra caníbal de lomo rojo enfrentan un riesgo de morir en el acto a menos que desarrollen el cortejo adecuado que dura al menos 100 minutos, revleó un estudio, que además muestra que furtivos machos pueden deslizarse mientras tanto y aparearse con éxito gracias a los esfuerzos del primer pretendiente.
Científicos de la Universidad de Toronto Scarborough reportaron en Proceedings of the Royal Society B los nuevos datos sobre los hábitos de apareamiento de la venenosa araña lomo rojo australiana (Latrodectus hasselti), integrante de la familia de la conocida viuda negra.
Si un macho intenta aparearse sin invertir el suficiente tiempo y energía en el cortejo, la hembra lo matará y se unirá con su rival. Sin embargo los machos más débiles o que buscan no gastar mucha energía, han encontrado una manera de obtener la recompensa que debería ir al más acucioso cortejante.
“El segundo macho furtivo se desliza y se aparea exitosamente, actuando como un parásito del esfuerzo del primer esforzado macho”, explica Maydianne Andrade, del grupo del Neurociencias y Comportamiento Integrador.
Uno de los resultados sorprendentes del estudio es que las hembras son incapaces o reluctantes a discriminar las fuentes del cortejo, revela Jeffrey Stoltz, coautor.
Esto provee la oportunidad a los machos intrusos de explotar los esfuerzos reproductivos de los rivales y por lo tanto sobrepasar la elección de la hembra.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>