Crean internet biológica entre células

Lo que faltaba: ¡un internet biológico!

Bioingenieros crearon un mecanismo biológico para enviar mensajes genéticos de célula a célula. El sistema incrementa la complejidad y la cantidad de datos que pueden ser comunicados entre células y podría derivar en un mayor control de las funciones biológicas dentro de comunidades celulares.

Si usted fuera una bacteria, el virus M13 puede parecer inocuo, que insinúa más de lo que es cuando invade.

Científicos de Satanford University le agregaron algo. Mónica Ortiz, candidata a doctorado en Bioingeniería y Drew Endy, profesor de Bioingeniería ‘parasitaron el parásito’ y obtuvieron control de sus atributos claves, su no letalidad y su capacidad para empacar y transmitir arbitrariamente tiras de ADN, creando lo que es llamado la internet biológica o BI-FI. Los hallazgos fueron publicados en el Journal of Biological Engineering.

Usando el virus, Ortiz y Endy crearon un mecanismo biológico para enviar mensajes genéticos de célula a célula. El avance podría ser una ayuda a bioingenieros que tratan de crear comunidades multicelulares complejas que trabajen en concierto para cumplir funciones biológicas importantes.

M13 es un empacador de mensajes genéticos. Se reproduce dentro de su hospedero, tomando tiras de ADN –que los ingenieros pueden controlar- envolviéndolas una por una y enviándolas fuera encapsuladas con proteínas producidas por M13 que pueden infectar otras células. Una vez dentro de estas, liberal el mensaje de ADN empacado.

El sistema con base en M13 es en esencia un canal de comunicación. Actúa como una conexión inalámbrica de internet que faculta las células para enviar o recibir mensajes, sin importarle qué clases de secretos contienen los mensajes.

“Separamos el mensaje del canal. Ahora podemos enviar cualquier mensaje de ADN que queramos a células específicas dentro de una comunidad microbiana compleja”, dijo Ortiz.

Las células usan normalmente varios mecanismos, incluidos los químicos, para comunicarse pero son mensajes muy simples: si la conexión está basada en azúcar, loe mensajes se limitarían a más azúcar, menos azúcar o no azúcar.

Las células modificadas con M13 pueden ser programadas para comunicarse de forma mucho más compleja que hasta ahora: comience a crecer, deje de crecer, acérquese, nade afuera, produzca insulina y así por el estilo.

Todo un logro.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>