Cuando el hielo dice la verdad

No caben dudas. La quema de carbón en Norte América y Europa sí afecta la salud de las capas polares y sus ecosistemas, de acuerdo con un estudio publicado en Proceedings of the Nacional Academy of Sciences. Pero, saben qué, los investigadores liderados por Joe McConnell, del Laboratorio de Química de Ultra-trazas, se encontraron con una inesperada sorpresa:
Al analizar un bloque de hielo extraído del Ártico, los contaminantes encontrados no coincidieron con los mayores picos de actividad industrial de los años 60 y 70.
De hecho, “la polución en el hielo de Groenlandia era más alta hace 100 años cuando las economías de aquellos países se basaban en el carbón, antes de que se introdujeran tecnologías más limpias”.
En el hielo se encontraron metales pesados tóxicos como el cadmio, el talio y el plomo en niveles más altos de lo pensado.
En la foto se observa un bloque de hielo analizado en laboratorio. Cortesía de la NSF.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>