Cuando uno pierde peso, ¿a dónde va la grasa?

De esas preguntas tontas o ingeniosas: ¿a dónde va la grasa que perdemos cuando enflaquecemos? Lógico, diría uno, se pierde como calor o energía la realizar ejercicio o las actividades diarias.

Tal respuesta carecería de verdad a la luz de un nuevo estudio publicado en BMJ.

La respuesta correcta, dice Ruben Meerman, físico, autor principal del estudio, la mayor parte de la masa es respirada como dióxido de carbono. Se va al aire.

Ene l artículo los autores muestran que perder 10 kilos de grasa requiere inhalar 29 kilos de oxígeno, un proceso metabólico que genera 28 kilos de CO2 y 11 kilos de agua.

Si uno sigue los átomos de 10 kilos de grasa mientras ‘se pierden’, 8,4 kilos son exhalados como dióxido de carbono a través de los pulmones. Los restantes 1,6 kilos se convierten en agua que son excretados en la orina, las heces, el sudor, las lágrimas y otros fluidos corporales dicen los autores.

Eso no es obvio para la gente, pues ese gas que exhalamos es invisible.

Es que al preguntarles a 150 médicos dónde iba la grasa, más del 50% dijo que se convertía en calor o energía.

“Eso viola la ley de conservación de la masa. Sospechamos que este error es provocado por el mantra sobre la energía que rodea la pérdida de peso”, dijo Meerman.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>