Desarmen al hongo

Crotesía Canola Council of Canada

Fungicidas. Una manera verde de ayudarles a las plantas a luchar contra los hongos que las atacan, acaba de ser expuesta por investigadores canadienses.

Se trata de un arma que explota la poco conocida estrategia de ataque-contrataque en la batalla entre el hongo invasor y las plantas.
Es un fungicida verde que proveería una alternativa más segura y amistosa con el ambiente que los fungicidas convencionales y así fue presentado en el congreso de la American Chemical Society.

Estos fungicidas nuevos, llamados paldoxinos, podrían tomar el lugar de los pesticidas corrientes y ayudar a proteger cultivos de maíz, trigo y varios más.

La mayoría de los fungicidas en uso se basan en químicos que pueden matar organismos potencialmente benéficos y tener otros efectos adversos sobre el medio ambiente.

Los nuevos materiales son más selectivos, deteniendo la acción del hongo que causa la enfermedad de las plantas sin dañar otros organismos. Trabajan interrumpiendo las señales químicas que utilizan los hongos para quebrar la resistencia natural de las plantas.

Como resultado, estas aumentan sus defensas naturales y enfrenten el ataque sin dañar a la gente ni al medio ambiente.

Soledade Pedras, profesora de Química en la Universidad de Saskatchewan explicó que los fungicidas convencionales matan constantemente, pero “nuestros productos sólo atacan al hongo cuando ataca la planta y por eso son más seguros”.

Los investigadores saben desde hace mucho que muchas plantas se defienden con mecanismos que involucran la producción de químicos naturales llamados fitoalexinos para matar los hongos productores de enfermedades. El hongo, sin embargo, contrataca y libera enzimas que destruyen los fitoalexinos, dejando la planta vulnerable al ataque.

Para sacar ventaja de ese enfrentamiento silencioso, Pedras y sus colegas propusieron el desarrollo de nuevos agentes anti fungicidas para bloquear la destrucción de los fitoalexinos por el hongo. Se trata de los paldoxinos.

Estos agentes fueron descubiertos al examinar plantas de la familia crucífera, como brócoli, coliflor y otras. Hallaron el más poderoso fitoalexino en una planta con flores llamada camelina, cuyos fitoalexinos en laboratorio bloqueaban las enzimas producidas por una amplia variedad de hongos.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>