El fascinante e intenso mundo de Orión

Espectacular nebulosa. A 1.350 años luz se encuentra la nebulosa de Orión, que se puede ver con un telescopio de mediana capacidad, pero que en el espectro visible de la luz no muestra tanto como con otras visiones.
En esa región donde se están formando estrellas abunda el polvo y los gases que permitirán el nacimiento de soles.
Mediante el telescopio Vista, uno de los equipos de ESO en cerro Paranal (Chile) se observó la nebulosa a longitudes de onda casi dos veces más largas que las que puede detectar el ojo humano.
Se observa una especie de estructura con forma de murciélago hacia el centro, así como uno área circundante llamativa. Cerca del corazón de la región se encuentran las cuatro estrellas que conforman el Trapecio, un grupo de estrellas muy jóvenes que emiten furiosamente radiación ultravioleta. Encima del centro, se encuentran estrellas en formación que eyectan gases a una velocidad de 700.000 kilómetros por hora y varios de los rasgos rojizos señalan los lugares donde esos gases chocan con el gas de los alrededores.
Un sitio donde se desarrollan fenómenos de activa e increíble violencia, en el constante nacimiento y muerte de los cuerpos que pueblan nuestra galaxia y el universo.
Foto cortesía ESO.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>