Embelleciéndose con tabaco

No mijita, si me rellenaron con tabaco. Y eso que no fumo. Lo que parece un chiste, quizás un día no muy lejano sea parte de la vida diaria.
Y a diferencia de los fumadores, cuyo olor aleja diablos sedientos, seguro que ese no será un problema.
Sí, el tabaco podría ser utilizado para fines cosméticos, según hallazgos publicados en Biomacromolecules y retomado en LiveScience.
Entre las personas obsesionadas con la belleza, el problema número uno de fumar es que envejece la piel, aunque seguro el cáncer de pulmón enflaquece y afea más.
El científico Oded Shoseyov, de la Universidad Hebrea de Jerusalén se ha ideado la manera de obtener plantas de tabaco que producen colágeno similar al humano. El colágeno es la principal proteína de la piel, tendones, cartílagos, huesos y tejido conectivo. Usualmente declina durante el proceso normal de envejecimiento, permitiendo las bolsas en las mejillas y las arrugas.
Aunque es usado para fines médicos, como para arreglos de los huesos y el corazón, el nuevo colágeno podría ser empleado algún día con fines cosméticos.
“Este es un colágeno único”, dijo Noa Lapido, vicepresidente de CollPlant, la compañía que manejará las patentes que provienen del laboratorio de Shoseyov. “Es muy, pero muy similar al humano y como no ha estado en contacto con animales, es mucho mejor y seguro que otros colágenos en uso”.
Aunque el nuevo sería mucho más caro que los existentes, en un futuro su precio sería mucho menor.
Con tabaco, por favor.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>