Inventores sin título

Ventana en una iglesia

Nadie sabe para quién trabaja: Las ventanas de vidrio pintadas con oro purifican el aire cuando son iluminadas por la luz solar, descubrió un grupo de expertos de Queensland University of Technology.
Esas partículas, ionizadas por el Sol, son capaces de destruir contaminantes del aire como los químicos orgánicos volátiles, que provienen de los muebles, los tapetes y la pintura en buen estado. Son los que producen ese olor a nuevo, pero junto al monóxido de carbono y el metanol no son buenos para la salud, aún en pequeñas cantidades.
El profesor Zhu Huai Yong indicó que el campo electromagnético de la luz solar se empareja con las oscilaciones de las partículas de oro y crean una resonancia.
Esa técnica fue usada en el medioevo en las iglesias y ahora se descubre su utilidad, lo que convierte a aquellos artistas en los primeros nanotecnólogos sin saberlo.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>